Honduras: Micheletti se mostró confiado en que EEUU reconozca las elecciones

El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, dijo que tiene "mucha esperanza" en que Estados Unidos reconozca las elecciones que se realizarán el 29 de este mes, a las que consideró como una salida a la crisis política generada tras el derrocamiento de Manuel Zelaza.
El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, dijo que tiene "mucha esperanza" en que Estados Unidos reconozca las elecciones que se realizarán el 29 de este mes, a las que consideró como una salida a la crisis política generada tras el derrocamiento de Manuel Zelaza.

"Estamos esperanzados en que se reconozcan las elecciones, ese es el gran país hermano, así que tenemos absoluta confianza de que el resultado de las elecciones va a ser aceptado posteriormente por los demás países", expresó el gobernante de facto.

Además, instó "a votar por el candidato que va a ser la solución para los problemas de nuestro país" y dijo tener "mucha confianza que una enorme cantidad de observadores de todas partes del mundo vendrán a Honduras, inclusive de Venezuela", para los comicios.

"Además, Estados Unidos ha ratificado que aceptará el resultado de las elecciones si son libres y transparentes como esperamos que sean", dijo el mandatario de facto.

En ese marco, Micheletti sostuvo que la visita que realizó a Honduras el martes y miércoles últimos el subsecretario adjunto de Estado para América Latina, Craig Kelly, dio "mucha esperanza" sobre la posición de Estados Unidos frente a las elecciones.

También reiteró que en los comicios el gobierno garantizará la seguridad para los votantes y que "la población está dispuesta a ir a votar, las encuestas lo dicen con toda claridad".

Sobre la decisión del Frente Nacional de Resistencia Contra el Golpe de Estado de boicotear las elecciones, Micheletti dijo que "hay una investigación bastante fuerte de parte del Ejército sobre la pretensión de que alguien de Venezuela o Nicaragua pueda venir a causar problemas a nuestro proceso electoral".

Por su parte, el presidente Manuel Zelaya, derrocado el 28 de junio y refugiado en la Embajada de Brasil desde el 21 de septiembre, dijo el jueves por la noche que no cesará en su lucha por revertir el Golpe y hacer que prevalezca el poder civil sobre el militar.

"Los sistemas dictatoriales atrasaron a Honduras siglos, nos dejaron en la cola del mundo, por eso es que aquí no hay escuelas, centros de salud ni agua potable, y hay extrema pobreza, porque se violentaron los procesos de participación ciudadana", sostuvo.

Además, el mandatario constitucional advirtió que "si el golpe de Estado queda impune, si no hay una rectificación, como lo pretenden hacer los golpistas, la democracia estaría debilitada y las elecciones serían un fraude para nuestra sociedad".

Zelaya continúa a la espera de que el Congreso tome la decisión sobre su restitución antes de las elecciones generales, pero los 128 diputados no fueron hasta el viernes convocados para abordar el tema.

Comentá la nota