Honduras comienza a superar la crisis: el Congreso decidirá si Zelaya vuelve a Presidencia

El presidente de facto, Roberto Micheletti, apoyó una propuesta que permite un voto en el Congreso Nacional para retrotraer todo el Poder Ejecutivo al 28 de junio. El depuesto mandatario Manuel Zelaya también se mostró de acuerdo
El presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, informó que autorizó a su equipo negociador la firma del acuerdo que facultaría al Congreso Nacional (parlamento) a determinar si se restituye o no al derrocado mandatario Manuel Zelaya.

Micheletti llamó a Zelaya a que ordene a su equipo negociador la firma del acuerdo, algo que habría sucedido en las primeras horas de la Argentina, con el cual comenzaría a solucionarse la crisis política que afecta Honduras desde el pasado 28 de junio.

El acuerdo establece que sean los congresistas quienes decidan si se restituye o no a Zelaya en el poder. Pero los diputados deben escuchar las opiniones técnicas de la Corte Suprema de Justicia, la Fiscalía General y el Tribunal Supremo Electoral.

Ante esto, el presidente depuesto dijo ayer que firmará un acuerdo con el Gobierno de facto del país para poner fin a la crisis política que se inició en junio con su expulsión del país. "Mañana (por hoy) será el día que se firme el plan de restauración de la democracia en el país", señaló el mandatario en una entrevista radial.

La posición de Micheletti abre la posibilidad de solventar la crisis, ya que hasta el momento no se había comprometido públicamente a aceptar una posible restitución de Zelaya y propugnaba una "tercería", o sea que tanto él como Zelaya renunciaran al poder.

Honduras está sumergida en una crisis política desde que militares sacaron a Zelaya del Gobierno a fines de junio a punta de pistola y lo expulsaron del país, acusándolo de violar la Constitución. Desde entonces, ha intentado volver a la presidencia con el apoyo de la comunidad internacional.

Comentá la nota