Honduras: asesinan a un sobrino del presidente de facto

Un sobrino del presidente de facto de Honduras, Roberto Micheletti, fue hallado muerto de dos balazos y con las manos atadas en la espalda, informaron ayer las autoridades, aunque en principio desvincularon este asesinato de la crisis política que se vive en ese país desde el golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya el 28 de junio.
En un hecho aparte, también cometido al parecer por criminales comunes, un coronel que era jefe de la Industria Militar murió por un disparo en la espalda cuando llegaba a su residencia en el oeste de Tegucigalpa.

El cuerpo de Enzo Micheletti -hijo de un hermano ya fallecido del mandatario de facto- apareció el domingo a la noche en una zona boscosa de la ciudad de Choloma, unos 200 km al norte de Tegucigalpa "con un tiro en la cara y otro en el pecho, y las manos atadas atrás", informó el coordinador regional del ministerio Público, Rafael Fletes. "Evidentemente es una ejecución", remarcó.

Enzo, de 24 años, había desaparecido el viernes, y su cuerpo fue hallado junto a otro hombre cuya identidad no se había difundido hasta anoche, agregó Fletes.

La información fue confirmada por el vocero policial, Orlin Cerrato, quien dijo que aunque hay varias hipótesis sobre el móvil del crimen, no pueden ligarlo con la crisis política que se desencadenó tras el golpe militar que colocó a Roberto Micheletti en la presidencia. Por ahora, esta muerte es considerada como un "asunto de violencia común". Por el momento no se difundió a qué se dedicaba ni si por ser sobrino del gobernante de facto tenía alguna protección de las fuerzas de seguridad.

En otro hecho de violencia al parecer no relacionado, fue asesinado a tiros el Concepción Jiménez, de 45 años, cuando llegaba a su casa, informó el vocero de los militares, Ramiro Archaga.

El portavoz de la policía indicó que los atacantes "habían seguido a su víctima en un taxi y se bajaron para matarlo". Y agregó: "Por ahora ignoramos los motivos de este asesinato".

Jiménez fue comandante de la Brigada de Infantería 105 con sede en San Pedro Sula, unos 180 km al norte de Tegucigalpa, y antes fue vocero de las fuerzas armadas. La Industria Militar es la dependencia que confecciona los uniformes y calzado de los soldados.

El jefe del Estado Mayor Conjunto, Romeo Vásquez Velásquez, quien apoyó el golpe de Estado, dijo ayer que a raíz la crisis política varios oficiales del Ejército han recibido amenazas a muerte, por lo que no podría descartarse que el asesinato del coronel Jiménez tenga relación con eso.

En tanto, Zelaya sigue refugiado en la embajada de Brasil en Tegucigalpa, y el diálogo para llegar a algún acuerdo con el gobierno de facto está estancado.

Comentá la nota