Homenajes protocolares y populares para Pocho

¿Cuándo una visita protocolar se mezcla con homenaje, afecto y reconocimiento? Pocas veces.

Y así ocurrió durante los últimos días en distintas localidades del interior que recorrió el candidato a senador nacional Pocho Romero Feris junto al postulante a diputado nacional Alejandro Petroff, cabezas de la conjunción autonomista-peronismo anti K que se expresa en la Lista 52. En Esquina, Romero Feris, Petroff y el titular del Partido Autonomista provincial, Marcelo Chaín, fueron recibidos por el deliberativo comunal. Estuvieron presentes miembros de las distintas bancadas y todos coincidieron, incluso su vicepresidente primero el peronista Hugo Benítez, en el honor que significaba poder escuchar y plantear inquietudes ante quien fuera gobernador y senador nacional durante 14 años.

Estuvieron presentes los ediles Eduardo Pellegrini, Armando Tognola, Hugo Mancini, Graciela Gatti, Jorge Espinoza y Gabriela Valenzuela, además de Benítez, quien presidió el encuentro.

El radical Pellegrini fue uno de los más contundentes al felicitar a Pocho por "retornar a la arena política un hombre de tantos quilates".

El tema casi central de la reunión, al ser expuesto por el concejal peroinista Espinoza, fue la lamentable desidia para con un tramo de 80 kilómetros de la Ruta 126, que cerraría el anillo del sur provincial, ya que une Esquina con Sauce, una zona donde la producción debería contar con buena infraestructura vial para poder ir a los puertos y mercados. En este sentido, Chaín dijo que presentará ante la Legislatura provincial una exhortación para que las autoridades tanto provinciales como nacionales den respuestas sobre el particular. "Ya van ocho años de promesas para los productores del sur provincial", desnudó Espinoza.

Antes, Romero Feris tuvo el mismo trato deferencial por parte del intendente Osvaldo Fagetti, quien como jefe comunal resaltó el valor de este tipo de reuniones porque permiten sintetizar "ideas y proyectos" para las soluciones que reclama la ciudadanía.

Pasado el mediodía, Romero Feris y Petroff recibieron igual bienvenida en el Concejo de Pueblo Libertador. Acto seguido, el abrazo con el intendente local, Hucho Cañete, fue también muy emocionante, sobre todo porque se sumó una cincuentena de simpatizantes y partidarios del ex mandatario.

Dos de los tres concejales de Libertador estuvieron presentes y dialogaron sin cortapisas de la situación política y expresaron lo que esperan de los representantes correntinos en el Congreso nacional. Se manifestaron preocupados por los niveles de confrontación y entonces los candidatos dejaron el compromiso pleno de trabajar por todos los correntinos sin distinciones.

A uno de ellos, Pocho le mostró sobre el final del encuentro su chispa siempre vigente: "Rosado, hacete rojo, Rosado", lo apuró a Raúl Rosado, el edil radical del pueblo.

Luego, durante varios encuentros con la prensa –Nea Producciones, FM Alternativa, CVE Noticias y los periodistas Chulo Benítez, Cristina Estévez, Germán Aranda, Roberto Fernández, entre otros– Petroff remarcaría la importancia de "regenerar la esperanza colectiva en torno de la actividad política a pesar de las defraudaciones masivas de muchos dirigentes correntinos" y reclamó que "el interior provincial sea escuchado en sus reclamos, algunos acuciantes".

"Hay que terminar con la conducta criminal de la dirigencia que le roba, además de otra cosas, la esperanza a miles de correntinos". Y añadió: "Somos corresponsables de que miles de hermanos sufran las carencias más básicas. Acá nadie puede hacerse el distraído. O recuperamos un sueño colectivo o no se salva nadie".

Por su parte, Romero Feris enfatizó: "Deseo y aspiro a que juntos podamos ir a pelear por los derechos de Corrientes, donde sea y ante quien sea, porque ya lo hicimos. Les quiero dejar este compromiso porque estamos dispuestos a elevarnos por encima de las pasiones y los odios, con la humildad necesaria para corregir los errores", dijo el ex gobernador, que entre el martes y jueves volvió a experimentar el cariño de la gente casi en cada esquina de las ciudades que recorrió.

Comentá la nota