El homenaje del Chaco a Luis León

El homenaje del Chaco a Luis León
A casi un mes de su fallecimiento, los restos del ex senador Luis Agustín León finalmente descansan en el Chaco, cumpliéndose así el deseo de uno de los últimos caudillos del radicalismo del país.
Familiares, amigos y todo el arco político provincial tomaron parte de la misa de cuerpo presente realizada en la Iglesia María Auxiliadora de Resistencia, donde su esposa Marta Longobardo y su hijo Luis Agustín, recibieron el apoyo de viejos amigos y correligionarios del ex senador, como así también de representantes de distintos partidos políticos y las autoridades de los tres poderes del Estado.

La misa fue oficiada por el vicario de la catedral, Jorge Lestani, quién en un momento se acercó al féretro y dirigiéndose a los presentes dijo que el ex senador “dio su vida por sus ideales. Sacrificó su vida entera por el bien de los demás”, por eso pidió que sirva como ejemplo para la gran cantidad de dirigentes políticos presentes. “Pido en especial a la UCR no olvidar a sus líderes”.

Su despedida, logró juntar en la iglesia a los dirigentes políticos de todos los partidos, como así también a ex gobernantes de la provincia. También a las autoridades del radicalismo y a funcionarios del gobierno provincial, encabezados por el primer mandatario, Jorge Capitanich. Lo cierto es que numerosos dirigentes quisieron con su presencia brindar un reconocimiento a un viejo dirigente político a quien todos le reconocieron su hombría de bien, ética y transparencia, pero por sobre todas las cosas su lucha por los que menos tienen y por el Chaco y el país.

Ya en el coche fúnebre para su traslado al cementerio privado de la capital chaqueña, la gran cantidad de personas que participaron de la misa, despidió al dirigente con un cerrado aplauso, mientras las lágrimas y los abrazos de viejos dirigentes se hacían palpables.

Todos los honores

El cortejo que siguió los restos hasta su morada final, llegó pocos después del mediodía, encabezado por familiares y por autoridades de los tres poderes del Estado. El ex senador fue sepultado con todos los honores, el féretro trasladado por efectivos de la policía y la marcha interpretada por la banda musical de la fuerza de seguridad, fue una escena fuerte para los presentes, que ya eran mucho menos de los que estuvieron en la iglesia, quedando principalmente familiares y amigos, pero también algunos diputados, senadores y funcionarios.

Bajo un añoso ceibo está ubicada la última morada de León. La familia eligió que algunos dirigentes y amigos sean los encargados de despedirlo y de recordar su vida política. El primero fue el diputado Juan José Bergia, quien recordó que el Bicho como todos lo conocían “a muchos nos enseñó lo que era el radicalismo, pero además nos dejó un legado de ética, transparencia y de consenso, algo que es esencial en esta época. Hizo de la palabra un culto”. Señaló que “logró la paz pero también tiene la gloria que muy pocos políticos pueden tener”.

Bergia al dirigirse a su hijo señaló que “tuviste un padre formidable”.

También hicieron uso de la palabra el ex concejal Hipólito Gómez, quien recordó la vida política de León y algunas anécdotas en el interior provincial. Destacó cada uno de sus valores morales, señalando todo lo que hizo por el radicalismo y los momentos difíciles cuando comenzaron a hacerlo a un lado en el partido por el que dio su vida.

Otros allegados a la familia recordaron al ex senador y usando algunas metáforas aprovechaban para cuestionar a dirigentes actuales del radicalismo. “Jamás usó el puño cerrado como señal de fuerza. Siempre tendió su mano abierta al prójimo”, aseguró uno de los oradores

Un justo homenaje

El gobernador Capitanich también fue invitado a decir unas palabras, señalando que “se está rindiendo un justo homenaje a alguien que pregonó con el ejemplo y que mantuvo en alto sus convicciones, si bien causa dolor despedir a hombres que lucharon por la democracia. El Chaco debe reconocer a León como un ejemplo de convivencia política, un ejemplo de conducta y transparencia”.

El mandatario también dejó claro la admiración que causaba León a la hora de dirigir la palabra, expresando el sentido poético de su mensaje, “la belleza discursiva” con la que se expresaba. Pidió a su hijo que la trayectoria de su padre lo inspire y dijo que el pueblo del Chaco siempre lo tendrá en sus oraciones.

Comentá la nota