El hombre que derrotó a los K en su pago chico

El hombre que derrotó a los K en su pago chico
Es empresario, tiene origen radical y se presentó por una fuerza propia, Cambiemos para Crecer. A partir de marzo confrontará con Néstor Kirchner en la Cámara baja.
A pesar de su aire de hombre de negocios distendido y un discurso salpicado de fórmulas provenientes del coaching empresarial, el santacruceño Eduardo Costa se resiste a ser catalogado como "otro gerente que desembarca en la política", y evade las comparaciones con Mauricio Macri o Francisco de Narváez. Con una actitud "proactiva", Costa explica que proviene de una familia de "trabajadores que fundaron una ferretería en Río Gallegos, que se transformó en un corralón y luego prosperó hasta ser una empresa de materiales para la construcción". Se trata de la cadena Hipertehuelche, una tienda de artículos para el hogar que, según cuentan en la Patagonia, quedó muchas veces fuera de la posibilidad de ser proveedora en los emprendimientos del Estado provincial debido al perfil opositor de su dueño. Sin embargo, el diputado se niega a criticar frontalmente a Néstor Kirchner, a quien tendrá sentado a pocas bancas de distancia en la Cámara de Diputados.

–Usted impulsó una reforma política provincial en Santa Cruz que el Frente para la Victoria saboteó...

–Ocurre que el sistema electoral de Santa Cruz es una perinola: el que gana se lleva todo y el que pierde se queda con nada. El Frente para la Victoria pregona la reforma política a nivel nacional en pos de lograr mejor representatividad, y cuando se los pedimos a los dirigentes provinciales el gobernador Peralta dijo que no, que en Santa Cruz no es necesaria. La reforma sí es necesaria, porque si el gobierno provincial se endeuda la oposición no puede frenarlo ni pedirle una rendición de cuentas, por la propia distorsión en la representación de la legislatura local.

–Usted ha criticado duramente la gestión del gobernador Daniel Peralta...

–No, no es una cuestión de criticar, yo busco generar propuestas, resolver los problemas de la obra pública. No es que yo ataque a Peralta o lo descalifique, le reclamo auditorías, y más que una crítica buscamos una forma de resolver las cosas, señalando puntualmente los problemas.

–¿Tiene expectativas sobre cómo se va a comportar Néstor Kirchner en el Congreso?

–(Tajante) No, para nada. No es algo que me preocupe.

–¿No piensa en ello ni le da intriga verlo sentado en la banca como un parlamentario más?

–No, ni lo pienso. Mi preocupación es crear marcos jurídicos y mejores mecanismos para brindar ayuda a los ciudadanos. Me preocupa más si el despacho estará en condiciones para poder trabajar, o cómo armo un equipo eficaz con el poco presupuesto que tenemos. Mi energía está puesta en ese tipo de cosas.

–¿Y a qué temas dirigirá su energía en la Cámara este año?

–Ya hemos presentado ocho proyectos de ley junto a otros diputados radicales. Dos de ellos se refieren al federalismo. Buscaremos la autonomía financiera de las provincias como modo de evitar que se multiplique el modelo de acumulación de poder que se instauró en Santa Cruz.

–¿Cuáles son los principales proyectos que impulsan para que se redistribuyan los ingresos por impuestos?

–Queremos que los recursos de la Nación se coparticipen más a las provincias para darles mas autonomía. Uno de ellos es la modificación del impuesto al cheque para que se coparticipe el ciento por ciento de esos fondos. El otro es el porcentaje del IVA que se usaba para financiar a la ANSES cuando existían las AFJP. Como no existe más ese mecanismo pediremos que ese dinero vuelva a la masa coparticipable.

Comentá la nota