Holzer atribuyó al abandono del estado las muertes de aborígenes en El Impenetrable

En las Jornadas Interdisciplinarias que se realizaron en la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, el ministro de Salud chaqueño expuso el estado de situación sanitaria en la que el nuevo gobierno encontró la provincia cuando asumió.
Luego detalló las inversiones realizadas y los trabajos coordinados que se realizan de manera conjunta con las diferentes etnias.

En un crudo pero contundente mensaje, el ministro de Salud del Chaco, Oscar Alberto Holzer asumió las culpas que el Estado tuvo en las muertes de los aborígenes en El Impenetrable. “No fueron muertes por chagas, por desnutrición o por tuberculosis. Esos aborígenes murieron por la ausencia del Estado, por los que no sólo se robaron su tierra sino que también les robaron, con la devastación de los montes y la posibilidad de alimentarse como lo hicieron durante todos estos años”, expresó el ministro chaqueño ante la concurrencia en el salón de eventos de la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Holzer participó como panelista en las Jornadas Interdisciplinarias organizadas por el diputado Eduardo Epszteyn, presidente del Bloque Diálogo por Buenos Aires, en las que también participaron el doctor emérito, Alfredo Buzzi, decano de la Facultad de Medicina (UBA); el decano de la Facultad de Arquitectura de la UBA, arquitecto Jaime Soria; Alejandro Todazo y Efraín Benzaquén, de la Secretaría de Extensión Universitaria de la Facultad de Medicina de la UBA. También estaba previsto que integre el panel el premio Nóbel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, quien envió una carta de disculpas por no poder asistir debido a problemas de salud.

Las jornadas se realizaron con el objetivo de dar a conocer el trabajo que la Facultad de Medicina de la UBA viene realizando en el objetivo de interesar a la población y a sus propios estudiantes en la necesidad de no solo comprometerse con los temas vinculados a la salud, sino también en las cuestiones sociales que a su vez se vinculan a las cuestiones sanitarias.

PREOCUPACIÓN LEGISLATIVA

El diputado Eduardo Epszteyn, quien organizó las jornadas, mencionó durante su exposición que “muchos se preguntarán porqué la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires se preocupa por un tema que ocurre en la provincia del Chaco. Nosotros consideramos que en primera medida debemos comprometernos por una cuestión solidaria, pero también por respeto a la historia de los pueblos originarios”. Por otra parte, el legislador porteño mencionó además que “la pérdida de sus condiciones naturales de vida hace que muchos de ellos tengan que emigrar a grandes centros urbanos con la consiguiente perdida de su calidad de vida, pero fundamentalmente su cultura”.

Los integrantes de la Facultad de Medicina de la UBA destacaron por su parte, que “el perfil de enseñanza que están buscando va más allá de la simple cura de la enfermedades, sino también con el compromiso social. No sólo transmitir conocimientos sino además aprender de la comunidad”, destacó Benzaquén al tiempo que confirmó que en los próximos días un equipo de 35 estudiantes de la facultad de Medicina de la UBA, viajarán a la provincia para ponerse a disposición del Ministerio de Salud del Chaco como agentes sanitarios, y a su vez ellos relevar la situación de la salud de las comunidades donde intervengan.

CRUDA REALIDAD

Al momento de su exposición, el ministro Oscar Holzer realizó en principio una detallada explicación de las características geográficas y demográficas del Chaco, para luego mostrar la organización de la cobertura de salud en las distintas áreas sanitarias. Luego se adentró en las características de los pueblos aborígenes de acuerdo con su situación en el territorio chaqueño y en zonas sanitarias de mayor preponderancia de la población indígena.

Más adelante, el titular de la cartera de Salud, mostró en imágenes las condiciones edilicias y sanitarias con que “nos encontramos cuando asumimos”, dijo. A dichos datos sobrevinieron las inversiones que la actual gestión lleva adelante entre las que destacó especialmente la incorporación de 120 agentes sanitarios bilingües que fuera elegidos por su propia comunidad. “No es una tarea fácil y falta mucho por hacer”, recalcó Holzer al tiempo que destacó como una de las principales dificultades con las que se encuentra el gobierno en El Impenetrable es lo “mucho que nos cuesta incorporar personal capacitado para la zona. Más difícil aún es que se radiquen allí”.

Holzer planteó más adelante los objetivos de la gestión que encabeza el gobernador Jorge Capitanich, centrando los mismos en la reducción de la mortalidad infantil y materna, y la reducción hasta la eliminación de la desnutrición.

Al cierre de su exposición, Holzer hizo un “mea culpa” en nombre del Estado, “sin distinción de nombres e ideologías. Todos en mayor o menor medida miramos para otro lado cuando el Estado abandonaba a los pueblos originarios. Todas las medidas que impulsamos en esta gestión van en dirección a la necesidad de devolver todo lo que el blanco les robo durante 500 años a las comunidades aborígenes”.

En este sentido agregó que “no sólo son los dueños de la tierra porque la habitan desde antes que nosotros, sino que además son los que respetaron la tierra, mientras nosotros la destruíamos. Si no fuera por ellos y por su silenciosa lucha, hoy ya no tendríamos más monte”.

COMUNIDADES SALUDABLES

Luego de la exposición del ministro Holzer que fue coronada con un cerrado aplauso de la concurrencia, un equipo de trabajo de la Dirección de Sanidad Aborigen, creada a partir de la actual gestión, explicó las nuevas modalidades de trabajo que llevan adelante con las comunidades de los pueblos originarios.

El doctor Rodolfo Sobko, los arquitectos Carlos Klepacek y Ana María Attias, y el antropólogo Ricardo Lombardo, explicaron el proyecto “Comunidades Saludables”, mediante las cuales el Estado promueve la creación de comunidades donde estas lo decidan, con la construcción de viviendas que respondan a las características que la propia comunidad diseño, y en donde el núcleo de la comunidad será un centro integrador y productivo.

Como cierre de la jornada, Gregorio Segundo de la comunidad Qom transmitió un mensaje de su comunidad en lengua originaria, que luego lo tradujo expresando el agradecimiento de su gente por la tarea en la que mucha gentes se esta abocando actualmente. La jornada culminó con la actuación del duo Qom Dogche quienes interpretaron temas de la cultura toba.

Comentá la nota