...y en Holanda sube el partido antimusulmán

Los resultados de las elecciones europeas confirman la escalada del partido antimusulmán y de extrema derecha del político Geert Wilders (PVV) que, tras posicionarse como la segunda fuerza del país, busca traducir su éxito en una derrota del actual gobierno, para el que ha pedido la dimisión. Con el 76 por ciento de los votos escrutados, el PVV ha estrenado su participación al Parlamento Europeo (PE) consiguiendo cuatro escaños de los 25 que elige Holanda.
Con ese resultado, supera al partido laborista (PvdA, 3 escaños) en un escaño y pisa los talones a los democristianos (CDA), que con cinco se mantienen como la principal fuerza política del país. Los liberales de izquierda del D66 pasan, gracias a una campaña directamente centrada en el "sí" a Europa, de uno a tres escaños, igualando a los verdes de Groen Links –que ganan un asiento– y a los liberales del VVD, que pierden un escaño respecto de los cuatro que tenían.

Los calvinistas de CU-SGP (euroescépticos) y los socialistas (SP) mantienen sus dos asientos respecto de los comicios europeos de 2004.

Geert Wilders ha celebrado su respaldo arremetiendo contra el actual gobierno, compuesto además de por el CDA y el PvdA, por los calvinistas de CU, que son los únicos de la coalición que no han salido perdiendo.

Wilders, que mantiene una política anti Islam, recriminó a la izquierda que antes de estas elecciones le haya excluido como un posible socio con el que gobernar.

Comentá la nota