El 7,2% de los hogares argentinos, en problemas

Creció la cantidad de personas en riesgo
En la Argentina, la cantidad de personas en riesgo por no poder alimentarse correctamente se elevó también en el último año, según algunos indicadores de estudios privados. Esos datos van en el sentido contrario de los informes del cuestionado Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), que afirma que se reduce el número de pobres e indigentes, aun en épocas de caída de la actividad.

Una encuesta del Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA) da cuenta de un incremento de la proporción de hogares "con riesgo alimentario severo". Entran en esa definición aquellas familias donde uno o varios integrantes experimentaron hambre en reiteradas ocasiones durante el año previo. El dato relevado en mayo último fue del 7,2% de los hogares, lo que representa un alza significativa respecto del 4,7% de 2008.

Según esos datos -que no se construyen de igual manera que los difundidos ayer por la FAO-, el agravamiento más significativo de la situación se dio en el área metropolitana (Capital Federal y conurbano bonaerense), donde el índice pasó del 4,4 al 7,7 por ciento.

El nivel de riesgo alimentario de este año es similar al de 2005 -que fue del 7%-, aunque se ubica por debajo del 12,6% relevado en 2004, cuando se hizo por primera vez la encuesta del Observatorio de la UCA.

El centro de estudios todavía no difundió, para este año, qué porcentaje de personas se ven afectadas por el riesgo alimentario. El año pasado -con un índice de hogares con este problema más reducido, como ya se dijo- el índice resultó del 13,7 por ciento.

Históricamente, ese índice mostró ser más elevado entre las mujeres y entre las personas de menor nivel educativo,

Para los datos del Indec, en el primer semestre de este año sólo el 4% de la población es indigente, lo que significa que vive en hogares donde los ingresos no alcanzan para adquirir los alimentos más básicos.

Comentá la nota