Hogar Clase Media: malestar entre empresas constructoras

Algunas planean desistir de las obras si en dos meses no se giran los fondos.

La reconversión del Plan Federal II no sólo puso en un brete a la Provincia para sostener el programa Hogar Clase Media. Además de hundir en la incertidumbre a los beneficiarios, también ha provocado malestar entre una veintena de empresas que esperan definiciones para saber qué suerte correrán las adjudicaciones de 3.892 viviendas que fueron realizadas en 2007.

Ayer, tras el acto de apertura de sobres de la licitación por las obras en la avenida de Circunvalación (ver 12A), el ministro de Obras Públicas, Hugo Testa, esquivó a la prensa, pero no pudo hacer lo mismo con los representantes de la Cámara de la Construcción. El vicepresidente de esa entidad, Tíndaro Sciacca, le pidió precisiones a Testa para saber qué pasará con el plan.

En espera. “Quedamos en reunirnos lo antes posible. Él está al tanto de nuestro malestar, pero queremos construir y esperamos que la Provincia haga el esfuerzo para que esto se pueda llevar adelante”, dijo el dirigente.

Sciacca está al frente de Item Construcciones, que en mayo de 2007 empezó las obras de infraestructura (apertura de calles, instalaciones de agua y postes de energía) en Marqués de Sobremonte. También fue contratada para levantar 188 viviendas en ese mismo sector, pero sólo recibió alrededor de seis por ciento (parte del anticipo financiero) de los trabajos, presupuestados en ese momento en 22 millones de pesos.

Hoy, todos los montos están desactualizados y no hay información sobre la suerte que correrán los contratos en marcha. “Evidentemente que hay malestar. Hemos invertido y facturado”, agregó Sciacca.

Por su parte, Benedicto Paschini, de Paschini Construcciones, fue más allá al señalar que está prácticamente con un pie afuera. “Vamos a aguantar hasta fines de abril”, expresó. Su empresa está a cargo de 112 departamentos (siete torres) más infraestructura en barrio Los Álamos. “Invertimos cinco millones de pesos y la obra está parada, pero seguimos gastando en seguridad para evitar usurpaciones”, agregó.

En este caso, se cobró también parte del anticipo pagado por la Provincia, que en todos los casos adelantó fondos, mientras que la Nación nunca cumplió con los giros prometidos.

“El plan de reconversión se aleja mucho de la posibilidad de hacer viviendas para clase media”, apuntó Arturo Romero Camisa, de la firma ARC, que tiene a su cargo 138 casas más infraestructura en barrio Cabildo. Aun así, el empresario consideró prudente esperar el análisis de la Provincia, cuya conclusión se conocería en dos semanas.

Comentá la nota