Hockey masculino: Bélgica, el rival que le pelea mano a mano a Argentina

Es el otro seleccionado que llegó como candidato para llevarse el único pasaje que entrega el Premundial de Quilmes para la cita del próximo año en India. Combina jugadores experimentados y jóvenes. Un buen arquero y una gran dinámica en el medio son los puntos más salientes del otro invicto que tiene el torneo.
El primer partido de Argentina en este Premundial de hockey masculino había preocupado a más de uno en el Estadio Nacional de Quilmes. Apenas 1-0 ante un rival inferior como República Checa no parecía el mejor debut para el local. Sin embargo, con la ansiedad de este grupo de jugar por primera vez en el país sumado a los nervios lógicos de un arranque de torneo dejaban lugar para la esperanza de una mejoría. Y así llegó con dos goleadas ante Estados Unidos y Chile, dos rivales bien conocidos por el seleccionado nacional, que se ilusiona con conseguir el último pasaje que queda rumbo al Mundial de India 2010, a disputarse en Nueva Delhi. Ahora bien, mañana será la gran prueba del equipo de Pablo Lombi cuando enfrente a Bélgica, el otro aspirante a quedarse con ese lugar. ¿Qué se puede esperar?

Bélgica tiene una de las ligas más importantes y de mayor crecimiento en Europa, por donde pasaron y juegan muchos argentinos. El seleccionado es un equipo joven pero que recurrió a jugadores muy experimentados que se habían alejado del equipo para este torneo, como Loic Vandeweghe, de 26 años y 215 partidos internacionales. También cuenta con un delantero letal como Jerome Dekeyser, de 25 años y 123 caps, especialista en los córners cortos y goleador del pasado campeonato de Europa. Así, conjuga muy bien experiencia y juventud, donde en este último grupo tiene a Jerome Truyens, un delantero de 22 años, que convirtió el gol que le dio a Bélgica el bronce en el EuroNations 2007.

Además, uno de los aspectos más destacados del equipo belga es la dinámica en la mitad de la cancha pero también un gran arquero como David van Rysselberghe. "Va a ser un partido cerrado, de estudiarse mucho los primeros minutos, hay que estar atento a las presiones ciegas que hacen sus delanteros y no impacientarse si no se consigue un gol rápido Hay que jugar los 70 minutos, sabiendo que lo importante es llegar al domingo", le dijo a Clarín.com el defensor argentino Juan Ignacio Gilardi, jugador surgido en San Fernando pero que lleva varias temporadas en el hockey belga, actualmente en el Royal Beerschot, donde es uno de los goleadores.

Aunque será un rival muy duro, Argentina tiene fe y confía en el planteo que demostró en estos partidos, como lo aseguró ayer el técnico Pablo Lombi: "Este será un mini torneo hacia la final con partidos duros pero veo a Argentina muy sólido en la parte defensiva, a diferencia de Bélgica e Irlanda. Ellos descuidan mucho la parte defensiva cuando atacan y eso hay que aprovechar a la hora de atacar". Mañana, a las 19.05 en Quilmes, se demostrará en la cancha.

Comentá la nota