Hockey masculino: a Argentina se le escapó el triunfo pero acaricia la final

Vencía 2-0 a Bélgica, otro de los candidatos a llevarse el Premundial que se juega en Quilmes. Pero se quedó y el seleccionado europeo lo empató 2-2. De todos modos, se clasificará hasta perdiendo por dos goles contra Irlanda en el cierre del Grupo.
De menor a mayor, y aunque no se ganó, Argentina entregó pasajes de buen hockey y sigue su camino hacia la final del Premundial, que se juega en Quilmes y entrega la única plaza que le queda al Mundial de India 2010. Fue un empate 2-2 ante Bélgica, el otro equipo que va por el título a pesar de que hoy planteó un juego mezquino aunque con gran vértigo que junto al juego argentino llenó de intensidad el partido.

El seleccionado nacional tuvo un muy buen partido a pesar de que le costó más de la cuenta encontrar el gol. Tal es así que en el primer tiempo no pudo aprovechar ninguno de los cinco córners cortos que tuvo, en los que se lució el arquero belga David Van Rysselberghe. Tampoco le quedaron los rebotes al conjunto de Pablo Lombi, que se tuvo que resignar a llegar al gol recién a los 13 minutos, mediante Pedro Ibarra de jugada fija, como el martes pasado ante Chile.

El 1-0 activó el aspecto defensivo de Bélgica, que dejaba sólo un hombre arriba y apostaba a la contra. Sin embargo, el que llegó de contra fue Argentina. Matías Rey salió desde el fondo y la entregó para Agustín Mazzilli, quien esperó la salida del arquero para tocársela a Tomás Argento a la derecha para que el delantero de GEBA culminara una gran jugada y estirara la ventaja a dos goles.

El triunfo permitía que el equipo de Lombi quedara como único líder e invicto del torneo. Pero la alegría duró poco: dos minutos después, en el segundo corto que tuvo Bélgica (el primero del complemento) Jerome Dekeyser descontara para el seleccionado europeo. El gol estimuló a Bélgica, que ahora sí alternaba jugada de ataque con Argentina. Y fue a seis minutos del final cuando llegó lo que nadie quería en el Estadio Nacional de Quilmes. En el tercer corto belga, el capitán Maxime Luycx apareció en el primer palo después del rebote y selló el 2-2. Igualmente, a pesar del empate, Argentina sigue prendida y en busca de la clasificación ya que el sábado enfrenta a Irlanda y aún perdiendo por dos goles se meterá en la final (contra Bélgica, si se dan los resultados) para luchar por el único pasaje a Nueva Delhi y, porqué no, sacarse el sabor amargo de esta igualdad.

Comentá la nota