ATE hizo paro en los hospitales y el Gobierno minimizó los efectos que tuvo

ATE hizo paro en los hospitales y el Gobierno minimizó los efectos que tuvo
En un conflicto que parece no tener fin, Blas continuó la escalada verbal contra funcionarios.
El conflicto entre la plana mayor de ATE con epicentro en el sector de la Salud y el Gobierno provincial no tiene pausa. Mientras desde las filas de la Asociación de Trabajadores del Estado hablan de un 70% o más de personal adherido al paro de ayer, con un fuerte acatamiento en los centros de salud y las principales áreas de atención en los hospitales de alta complejidad, desde Casa de Gobierno informaron lo opuesto.

"En los ámbitos de los centros de salud en la atención primaria no hubo acatamiento al paro, salvo en Godoy Cruz, donde está estimado aproximadamente en un 10%, mientras que en el resto solamente se vio resentida la atención en el Lagomaggiore con los consultorios externos, en el Scaravelli en el área de ambulatorio y en el Perrupato la atención quirúrgica fue solo para urgencias", se informó.

Contienda judicializada

En esta desgastada contienda, los frente de tormenta son múltiples. Después de las escaramuzas en el quinto piso de Casa de Gobierno, el Ejecutivo denunció penalmente con videos y testimonios a los integrantes de ATE que participaron en la pelea que culminó con un ministro y funcionario heridos y anunció por boca de Mario Adaro, ministro de Gobierno, que no se sentará con los líderes sindicales a negociar hasta que no se resuelva la investigación judicial.

En respuesta a estas acciones los dirigentes entablaron una demanda por incumplimiento de deberes de funcionario público "porque miente, hace falso testimonio cuando dice que está cumpliendo con las leyes". A lo que podrían agregarle otra por discriminación: "Amerita esto una demanda, probablemente una querella criminal con demanda civil. Tienen la boca muy suelta en el Gobierno porque saben que siempre cuando las acciones se pierden las pagamos los mismos ciudadanos, porque las paga el Estado", acusó.

Dentro del paquete de medidas desarrollado desde el sindicato, presentaron un petitorio en la Legislatura en el cual solicitan la intervención de los legisladores para garantizar el cumplimiento del convenio (blanqueo salarial, pase a planta de trabajadores de Salud y Desarrollo Humano), el inicio de la discusión salarial a partir del 1 de febrero de 2010 y la equiparación de las asignaciones familiares, por ley, con las nacionales.

"Está la ronda de consultas con los ministros por el presupuesto y queríamos que tuvieran todos estos elementos en la mano", dijo.

Ante la posibilidad de que el Gobierno rompa definitivamente el diálogo si ATE no saca a Blas y Roberto Macho (secretario gremial) de la mesa de negociaciones, porque los responsabiliza de los hechos de violencia que protagonizaron, la dirigente respondió: "Es un problema que tiene él (por el ministro); nosotros estamos elegidos por el voto directo y secreto de los afiliados; Adaro está elegido por el dedo. Si tengo algo que decir es que, ellos perdieron la legitimidad y yo la tengo ganada por elección. Si tuviera que hablar en términos reales, Jaque está votado por los ciudadanos y yo por los trabajadores. Adaro no me preocupa demasiado", acotó.

El ministro de Gobierno, también había cuestionado la protesta ya que consideró que tenía más un tinte político que un interés real por la defensa de los trabajadores. En este sentido, Blas lo mandó a estudiar filosofía y sin bajar el tono de sus declaraciones, le echó un poco más de leña al fuego: "Quizás en estas Fiestas el ministro pueda brindar y reflexionar sobre su accionar y lograr hacer un papel más decoroso en el Gobierno provincial".

Comentá la nota