Histórico: ex ministro a juicio

Guillermo De Miguel, ex titular de la Producción de la provincia, está acusado por no haber pagado Ganancias.
El ex ministro de la Producción de la provincia, Guillermo De Miguel, irá a juicio oral y público en el Tribunal Oral en lo Criminal Federal de San Juan, acusado del delito de evasión simple en el pago del impuesto a las Ganancias, según confirmaron altas fuentes judiciales. En la Justicia sanjuanina no recuerdan otro funcionario con rango de ministro que haya ido a juicio.

En este caso será porque de la investigación surgió que el ex funcionario durante el gobierno de Jorge Escobar no pudo justificar el movimiento de su cuenta bancaria desde que dejó el cargo en diciembre de 1999, en la que depositó una gran cantidad de cheques de empresas beneficiadas con la promoción agrícola, y la compra de dólares en una casa de cambios de Capital Federal. Y aunque la Justicia no pudo acreditarle hechos de corrupción por ese movimiento sospechoso -lo investigó por lavado de dinero- sí lo procesó por no cumplir con el Régimen Penal Tributario.

La causa fue elevada a juicio al tribunal, por pedido del fiscal federal Juan Carlos Yannello, el 5 de mayo pasado, aunque recién trascendió ahora. Todavía no hay fecha para el debate pero las fuentes aseguran que es inminente.

De Miguel había sido procesado el 23 de abril del año pasado por el titular del Juzgado Federal Nro. 2, Leopoldo Rago Gallo.

El magistrado determinó en la instrucción de la causa que el ex funcionario fue autor responsable del artículo 1ro. de la Ley 24.769 (Régimen Penal Tributario), que castiga con prisión de 2 a 6 años al que "mediante declaraciones engañosas, ocultaciones maliciosas o cualquier otro ardid o engaño, sea por acción o por omisión, evadiere total o parcialmente el pago de tributos al fisco nacional". Pero como se trataba de una pena excarcelable, no fue a prisión.

Junto con el ex ministro también habían sido procesados Luis Alberto Tolarovic, Pedro Armando Yáñez y Emilio Enrique Codino, quienes habrían actuado en las maniobras con los cheques que recibía De Miguel de empresas promocionadas de la provincia. Pero la Cámara Federal de Mendoza dictó el sobreseimiento de estos últimos 3 imputados y confirmó la situación de De Miguel. Por eso el resto quedó desvinculado de la causa y el ex ministro será el único que deberá comparecer ante el tribunal.

La investigación comenzó con una denuncia ante la Justicia Federal que hizo el 28 de febrero del 2003 el entonces director regional de la AFIP, Raúl Stronati, porque el organismo detectó que De Miguel presentó una declaración jurada engañosa del impuesto a las Ganancias en el período fiscal 2000, justo el año siguiente de dejar el cargo en el Ministerio de la Producción. Fue porque declaró la suma de 1.655,78 pesos, cuando la AFIP determinó que debió haber pagado 145.804,58 pesos.

El organismo llegó a esa cifra tras verificar el movimiento de la cuenta bancaria de De Miguel en el Banco San Juan y la compra de dólares hechas por el ex ministro en la casa de cambios Perseo, de Capital Federal.

De Miguel había comprado dólares con cheques de empresas promocionadas en operaciones realizadas entre el 1ro. de enero del 2000 y el 31 de diciembre del 2001. Y justificó la maniobra diciendo que fue para efectuar préstamos a las otras personas.

Según quedó acreditado en la investigación, los cheques provenían de empresas promocionadas como Catantal SA, del Grupo San Ramón; Agrotécnica Intermatic, Corporación de Inversiones Frutihortícolas SA, Provinter SA y Digital Stores SRL.

Comentá la nota