Histórico arribo del coche motor en reemplazo de El Gran Capitán

POSADAS. Llegó con más horas de retraso que lo previsto, sencillamente porque en las estaciones de cada pueblo, de cada localidad, el coche motor convocó a cientos de personas que aprovecharon la histórica ocasión para sacarse fotos, recorrer los vagones y festejar el regreso de la “chanchita” recorriendo nada menos que el servicio del ramal que une la Capital Federal y el Gran Posadas.
Ayer, la extraña formación que cuenta con dos salas de mando, una en cada extremo del coche, arribó a las 18 en punto, luego de 31 horas de viaje tras haber partido el martes desde la estación Federico Lacroze.

A bordo del vehículo fabricado por la Fiat en la década del ‘70 y reparado a nuevo por la empresa concesionaria del servicio, Trenes Especiales Argentinos (TEA), arribaron a la estación provisoria de la localidad de Garupá, alrededor de 140 pasajeros.

Casi una hora después, el coche motor volvió a partir hacia Buenos Aires, en donde quedará nuevamente en los galpones de la empresa a disposición de cualquier eventualidad. Por lo tanto, el próximo sábado volverá a arribar a Misiones el tren con El Gran Capitán al mando de la formación.

“Quedó demostrado que se puede hacer largas distancias con el coche motor, que respondió a la perfección y, de no ser por las deficiencias de las vías que todos saben, el viaje pudo haber sido más rápido”, indicó uno de los representantes legales de TEA, Fernando Gómez, quien participó personalmente en la prueba de fuego de la denominada “chanchita” para cumplir con cualquier servicio

La última vez que el coche motor llegó a la tierra colorada fue durante la década del ‘80, época en la que todavía funcionaba el servicio entre Posadas y Monte Caseros, provincia de Corrientes.

A la espera de la acción

Fernando Gómez no dudó en asegurar que este coche motor es el primero de los tres que podrán circular para cualquier servicio por los ramales del Litoral del país.

“Se está acondicionando el segundo y está previsto iniciar los trabajos con el tercero. Está comprobado que se puede hacer recorridos largos como regionales, sólo falta la acción de los gobiernos”, dijo.

TEA espera que sus máquinas puedan cumplir cuando se disponga, el ramal entre Posadas-Virasoro y en un futuro el de Encarnación y Uruguayana, el denominado servicio del Mercosur.

La historia de los 7131 y sus penas

La década de los ‘90 fue crucial para la historia de los denominados nobles coches motor. La aplicación decisiva de políticas durante esos años llevó al cierre indiscriminado de líneas y ramales en todo el territorio argentino, extinguiendo la necesidad que había originado la utilización de este tipo de vehículos. La historia indica que se debe sumar los más de 30 años de servicio que los 7131 cargaban en su espalda, con ineficiente mantenimiento y siendo muchas veces presa de peleas donde se mezclaban intereses políticos y sindicales.

Finalmente, la privatización de los servicios urbanos de pasajeros hacia 1992 significó la casi desaparición de su redondeada figura y 16 años después, volvieron a rodar por los rieles del Litoral.

Comentá la nota