Histórica cruzada estudiantil en cien países por el cambio climático

Bajo el lema Fridays for future (F4F), estudiantes de más de 1.300 ciudades marcharán este viernes para despertar conciencia ambiental. La movida en Argentina.

Los une el amor y el espanto. Es decir, el planeta y el calentamiento global. La vía por la que corren esos sentimientos es Internet. Son jóvenes, militantes y entusiastas. Algunos van a la secundaria, otros a la universidad. Varios son argentinos, de todo el país. El resto, de más de 1.300 ciudades en 105 países. Y así, unidos por el amor y por el espanto es que se dieron cita este viernes, desde las 17, para mostrar su preocupación por el cambio climático, un drama cuyas consecuencias, señalan, los afectarán a ellos, como generación, en forma directa. Dicen que será la mayor protesta por el cambio climático que se haya hecho hasta ahora a nivel mundial. Su nombre, Fridays for Future, “Viernes por el futuro” o simplemente F4F.

Hay una mentora, un norte para ellos: Greta Thunberg, una sueca de convicciones firmes y temeraria. Un día de agosto de 2018, a sus 15 años (ahora tiene 16) se paró sola frente al parlamento sueco para reclamar por el ostracismo político frente al cambio climático.

Greta Thunberg, lista para participar del Foro Económico de Davos, en Suiza, en enero de este año. Foto: Valentin Flauraud/Keystone via AP.

Las protestas que Greta repitió los viernes subsiguientes le dieron un lugar protagónico en el mundillo ambientalista. Tanto, que llegó a pronunciar un discurso en la Cumbre del Clima de las ONU pasada (COP24 de Polonia). Y en enero participó del Foro Económico de Davos.

Ocurrió un efecto dominó veloz y expansivo en otros países europeos, donde replicaron las protestas de los viernes, con un llamado a la huelga: faltar a clases, pararse frente al organismo parlamentario de turno y protestar en favor del medio ambiente.

A fines del año pasado se acordó el viernes 15 de marzo como “la” fecha en la que debía sumarse la mayor cantidad de gente. Una cruzada internacional que además fue apoyada, en una carta pública, por 150 científicos de distintas latitudes.

Argentina tendrá su lugar. “Nosotros tenemos fecha de nacimiento el 21 de febrero de este año. Somos ‘Jóvenes por el clima – Argentina’, una consecuencia residual de una organización estudiantil europea, Youth for climate. Básicamente nos estamos adecuando a una movida internacional. Y bueno, con un amigo, Eyal, charlando, decidimos generar esto y empezamos a moverlo entre nuestros contactos", contó Bruno Rodríguez, joven porteño de 18 años que acaba de terminar la secundaria en la escuela ORT.

Bruno Rodríguez tiene 18 años y es cofundador de "Jóvenes por el clima - Argentina", organización que se sumará al Fridays for Future.

Su agrupación todavía es pequeña, aunque piensa con grandeza: son 22 miembros más otros 15 que los fueron contactando por Instagram desde distintas provincias, y con los que formaron el grupo de Whatsapp “15 de marzo”.

Como la suya, hay otras agrupaciones de estudiantes que se sumarán este viernes, en todo el país. Además del llamado a las 17 a participar de talleres en la Plaza de los dos Congresos, habrá Fridays for future a la misma hora en la rambla de Mar del Plata, en el patio Olmos de la ciudad de Córdoba, en la plaza Belgrano de la capital jujeña, en la plaza Almirante Brown de Río Grande (Tierra del Fuego), y en la plaza 25 de Mayo de San Juan.

A las 17.30 se sumarán las ciudades de General Alvear (Mendoza, en la plaza Departamental) y Posadas (Misiones, en la estatua de Andresito Guacurarí). En Paraná, Entre Ríos, la protesta será frente a la casa de Gobierno, a las 18.30. En Rosario, Santa Fe, en el Monumento a la Bandera, a las 19; y en Tucumán, en la plaza Independencia, a las 18.

Los estudiantes, a su vez, son apoyados por distintas asociaciones civiles, como la ONG Aclimatando. Stephanie Cabovianco, su cofundadora, contó cómo se conectaron con la iniciativa: “Seguimos mucho las cuentas de Greta y por eso pensamos en convocar a distintos centros de estudiantes, a ver si los chicos de las secundarias se prendían. Creíamos que estaban desconectados, pero nos equivocamos: muchos chicos ya estaban movilizados”.

Stephanie Cabovianco integra dos asociaciones civiles que participarán de la protesta estundiantil "Fridays for future".

Wara Velázquez es un ejemplo. Tiene 16 años y cursa quinto año en el Colegio Nacional de Buenos Aires: “La agrupación nuestra salió de una amiga y yo. Un día nos sentamos y nos preguntamos por qué a nadie le importaba ni le preocupaba este tema. Estando tan politizado el colegio, por qué nadie tomaba esta bandera”.

Wara Velasquez, de 16 años, se sumará a la movida porteña por el cambio climático en el marco del Fridays for future.

El horizonte de Wara es seguir a Greta: “Una chica totalmente inspiradora para mí, se atrevió a muchísimo viendo el panorama en su país”. Pero las metas de corto plazo son locales y específicas. Como detalló Stephanie, “reclamar que se declare el estado de emergencia climática, que se dé cumplimiento real a las leyes ambientales que hay en la Argentina y se visibilicen los grandes generadores de carbono, entre los que sobresale la ganadería”.

Según Bruno, idealizar a Greta es justificado: “Analizamos el presente histórico de mujeres que se hayan movilizado por distintas causas y vemos que Greta es una consecuencia directa de mujeres como ella en Europa”.

Integrantes de la Asociación Civil Climate Save Argentina, una de las ONG que apoyarán a los estudiantes de Fridays for future".

Sin embargo, agregó (con una parábola que también lo toca), la movida de este viernes excede toda idealización: “Con el activismo ambiental Greta trajo una nueva categoría política para los jóvenes. Ella representa el liderazgo de una generación que sufre las consecuencias del cambio climático. Los jóvenes somos capaces de reunirnos para subsanar nuestro desconocimiento en la temática, intercambiando información. La juventud hoy es una identidad política. Pero tenemos que combatir, en general, la falta de conciencia ambiental”.

Coment� la nota