Historia y política

Por Horacio Verbitsky

Hugh O’Shaughnessy recorrió toda América como corresponsal del Financial Times, The Economist y The Observer. El gran periodista británico vuelve a mostrar su certero conocimiento de las sociedades latinoamericanas en un libro que explica el ascenso del ex obispo Fernando Lugo a la presidencia del Paraguay, The Priest of Paraguay, Zed Books, 2009.

Escrito en colaboración con Edgar Venerando Ruiz Díaz, periodista del diario paraguayo ABC Color, El sacerdote de Paraguay es también una introducción a la política de un país dominado por una corrupta dictadura que se extendió durante treinta y cinco años, seguida por una serie de sospechadas administraciones del Partido Colorado que se sucedieron hasta la llegada de Lugo.

O’Shaughnessy se remonta hasta la conquista de América y la explotación española de los pueblos originarios, en contrapunto con la protección que ofrecían las reducciones jesuíticas hasta su expulsión, hace más de dos siglos. Su huella se vislumbra en la defensa que numerosos miembros de la Iglesia Católica paraguaya hicieron, a lo largo de los años, de los derechos de esos pueblos y de los campesinos, los sectores que Lugo supo representar.

El libro no soslaya el relevante papel de la teología de la liberación en la Iglesia de Paraguay ni los numerosos reveses que Lugo enfrentó en su relación con el Vaticano que, bajo los últimos dos papados objetó esa corriente como temporalista. En contraste con lo sucedido en Argentina, un sector importante de la Iglesia paraguaya denunció los horrores de la dictadura y se pronunció en contra de la corrupción y la inequidad social. O’Shaughnessy también menciona la obscena complicidad de las potencias occidentales, en particular Estados Unidos, necesaria para conservar ese precario sistema institucional que sumió a la mayoría de la población en la pobreza.

Elogiada por Noam Chomsky, la investigación de O’Shaughnessy es una admirable síntesis de la historia y de la vida política y social de Paraguay, imprescindible para comprender la coyuntura presente, la esperanza de cambio que despertó la elección de Lugo y las acechanzas que enfrenta su gobierno.

Comentá la nota