La historia del hombre que empezó a gritar en medio del discurso del Intendente

El único sobresalto que se vivió durante el acto kirchnerista en el teatro Municipal fue cuando, desde uno de los palcos, un desconocido llamó la atención de todos los presentes al gritar algo que, en ese momento, no se entendió.
El prolijo acto kirchnerista del martes en el teatro Municipal bahiense tuvo un instante de tensión cuando un hombre comenzó a gritar mientras el intendente Cristian Breitenstein pronunciaba su discurso.

A poco de iniciarse la arenga del jefe comunal, una persona que se había ubicado en el sector conocido como "el gallinero" pronunció con todas sus fuerzas unas pocas palabras que, muy pocos pudieron entender.

Al escuchar los gritos, Breitenstein se sorprendió, hizo una pequeña pausa y continuó, como si nada hubiese pasado, con su mensaje ante los cientos de presentes. En tanto, la presidenta Cristina Fernández y el gobernador Daniel Scioli miraron hacia la parte superior del teatro para saber que había ocurrido.

El "gritón" fue rápidamente ubicado por efectivos policiales y trasladado a la planta baja del edificio. Según pudo averiguar LBN, el hombre es un viejo militante peronista que había querido elogiar, a su modo y en ese lugar, la gestión del intendente.

Rodolfo Castro tiene 81 años y había llegado al teatro muy temprano para presenciar el acto oficial. Cuando la policía lo indagó sobre el hecho, el gastado militante peronista dijo que había intentado decir que el gobierno de Breitenstein era el mejor en la historia de Bahía y que el de la Presidenta, era el más "peronista" después del de Perón.

Castro manifestó que al momento de gritar estaba muy emocionado y nervioso y que, por esa razón, no había podido expresarse claramente. El hombre lamentó el hecho y dijo que algunos pensaron que había insultado pero, en realidad, "era un agradecimiento".

Comentá la nota