La historia no contada sobre el aumento del boleto

0223.com.ar da detalles inéditos de cómo se sucedieron los hechos del último aumento del boleto en Mar del Plata. Una historia que involucra un cuestionado cálculo de costo de la tarifa, burdas operaciones de prensa, silencios cómplices y hasta la bochornosa e irregular posibilidad de que se haya truchado un acta del Honorable Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon.

UN MOVIDO Y CALUROSO VIERNES 13

El pasado viernes 13 de febrero, el Concejo Deliberante colocó en manos del intendente Pulti la decisión de incrementar o no la tarifa de colectivos, tras considerar que el año pasado, esa facultad le fue delegada por ordenanza al Ejecutivo.

La medida fue adoptada por las Comisiones de Transporte y de Legislación, que mantuvieron una reunión conjunta en la cual, se decidió remitirle al Gobierno Comunal el expediente que se inició a partir de una nota de las empresas de micros, que reclamaron la aplicación de una suba del 22% en el precio del boleto.

Como es habitual, una vez que concluyó la reunión de las Comisiones, los concejales firmaron el acta, un instrumento público donde se refleja lo más importante de lo acontecido y comentado en ese encuentro.

Durante la calurosa mañana de ese viernes, el intendente Pulti le habría encomendado a los concejales del oficialismo que en el acta se dejara constancia explicita por escrito de que los estudios de costos remitidos oportunamente al Cuerpo Deliberativo "no han recibido observaciones" por parte de los bloques. Efectivamente, así figura en el decreto fue remitido al Jefe Comunal por el Presidente del HCD, Marcelo Artime, supuestamente en nombre de la totalidad del Cuerpo.

En el decreto que habilitó el boletazo, Pulti indicó que las Comisiones de Transporte y Legislación del HCD “han tenido a la vista los estudios de costos remitidos por el Departamento Ejecutivo de Transporte Urbano Colectivo de Pasajeros y AMETAP, relacionados con el cálculo de la tarifa plana, y los mismos no han recibido observaciones por parte de los representantes de los distintos bloques políticos”.

TRUCHO-ACTA?

“Gustavo (Pulti) quiere que antes de aumentar el boleto aparezca en el acta que los bloques políticos no tienen observaciones con respecto al cálculo de la tarifa”, esas palabras le habrían espetado dos concejales oficialistas a la Presidenta de la Comisión de Transporte, Verónica Hourquebié. Aunque, la reunión conjunta de las Comisiones ya había terminado y el acta se había cerrado.

Tal como reveló 0223.com.ar, en el señalado documento parece observarse debajo de las firmas de los ediles una serie de tachaduras y una especie de agregado que pretendería justificar la aprobación de la metodología de costos de la tarifa que nunca habría sido sometida a tratamiento ni considerada por la totalidad de los concejales.

En tal sentido, cuatro ediles que participaron de la reunión conjunta le indicaron a este vespertino digital que “el acta se cerró sin ningún agregado ni tachadura. No se habló en ningún momento del cálculo de la tarifa”.

Y explicaron que “el acta se cierra cuando firmamos todos los concejales. Es una gran irregularidad que aparezcan tachaduras y un agregado en un instrumento público”.

AUMENTO NOCTURNO

Desde las 14.30 hasta las 20.30 del viernes 13, ediles del oficialismo y un concejal de la oposición le habrían insistido a la Dra. Hourquebié para que firme el acta con el nuevo “agregado”, según le manifestaron dos fuentes cercanas del bloque radical a 0223.com.ar.

“Esa tarde, a Verónica (Hourquebié) la volvieron loca por teléfono. La llamó todo el mundo para meterle presión con el fin que firmara el acta con las tachaduras y el agregado”, confesó un dirigente radical cercano a la edil.

Incluso, se la habría observado a la hermana y asesora del Presidente del HCD subiendo y bajando escaleras del Palacio Comunal haciendo de nexo entre la concejal radical y el propio Jefe Comunal.

Finalmente, Verónica Hourquebié, acompañada por el virtual presidente del bloque radical, Nicolás Maiorano, habría accedido cerca de las 21 horas de ese viernes a firmar el acta, con la señalada tachadura y agregado correspondiente. También, a los pocos minutos, el edil oficialista Héctor Rosso habría rubricado el texto.

“Le dijimos a Vero (Hourquebié) que no firme nada. Ahora, quedamos pegados en este quilombo y en el bloque se borran todos. Ninguno quiera dar la cara”, se lamentaba el pasado viernes un asesor radical mientras recorría cabizbajo los pasillos del HCD.

Con el supuesto truchaje del señalado documento, entre otras irregularidades, se habría violado el articulo 29 del Reglamento Interno del HCD, el cual indica que: “los asuntos que se encuentren en Comisión o que se estén considerando por el Concejo, no podrán ser retirados ni por su autor ni por la Comisión que los hubiere despachado, a no ser por resolución del Concejo”.

GOOD SHOW!!!

Luego de la codiciada firma de Hourquebié, el intendente Pulti respiró aliviado. Había logrado que los Presidentes de las Comisiones de Transporte y Legislación, Verónica Hourquebié y Héctor Rosso respectivamente, dejaran constancia que “los estudios de costos remitidos oportunamente al Cuerpo Deliberativo no han recibido observaciones por parte de los bloques políticos”.

Cabe señalar que hace pocos días ingresó una nota al Concejo Deliberante, registrada bajo el N° 53, por la cual el Presidente de la Sociedad de Fomento del barrio Villa Primera, Javier Salinas, se manifiesta contra el aumento de la tarifa y explica que “esta oposición se funda en el hecho de haber realizado en forma personal, con la inestimable ayuda de profesionales de la ingeniería y las ciencias económicas, la conversión a planilla de cálculo de la metodología establecida por la Ordenanza 16789 y obteniendo como resultado de la misma un valor para el boleto plano del transporte público de la ciudad de Mar del Plata de $1.05”.

Ese mismo viernes 13, al Jefe Comunal no le tembló la mano izquierda para rubricar el decreto registrado bajo el N ° 318 por el cual se fijó a partir de la cero hora del 15 de febrero del 2009 el valor de la tarifa correspondiente al boleto plano para el servicio de transporte público urbano de pasajeros local en la suma de $1, 60.

Este documento oficial desnuda que fue una bochornosa operación de prensa las supuestas “negociaciones” de “10 horas” que habrían mantenido el sábado 14 de febrero el Secretario de Gobierno, Juan Guiñazú y los representantes de las empresas de colectivos de la ciudad con el fin de lograr un “acuerdo” para aumentar el boleto. Con la presunta adulteración de un acta del HCD, Pulti ya había decidido 24 horas antes la aplicación del segundo boletazo en su gestión.

Comentá la nota