La historia de Alicia en el país de los intendentes.

La historia de Alicia en el país de los intendentes.
El jueves el Gobierno armó una puesta en escena impactante en Olivos dedicada a ella. En el oficialismo dicen que la ministra de Desarrollo Social “mide bien” en el conurbano.
Las máximas autoridades del Gobierno dicen que Kirchner tiene muchas chances de candidatearse por la provincia de Buenos Aires en las próximas elecciones legislativas. No lo dicen por Néstor, sino por su hermana, Alicia, la ministra de Desarrollo Social, que el jueves encabezó, junto a la presidenta Cristina, un acto de relanzamiento de los planes sociales, una puesta en escena que sirvió también como una reaparición mediática de la figura de la ministra, que durante toda la gestión CFK había mantenido un perfil extra bajo. El gran hermano Néstor ya mandó a medir a Alicia en distintos sondeos y le ordenó que multiplique sus acciones en el conurbano bonaerense, según confesaron a Crítica de la Argentina un ministro y distintas fuentes de los movimientos sociales que responden a la titular de Desarrollo Social.

El jueves, una vez terminado el acto de Cristina en los jardines de Olivos, Néstor recibió a un puñado de los líderes sociales alineados con el Gobierno y analizó junto a ellos el sentido del relanzamiento de su hermana y de los planes sociales controlados por la ministra: “Esto nos sirve para reeditar la alianza que nos da sustento: el PJ, el sindicalismo y los movimientos sociales”, celebró en la intimidad de su oficina, donde había visto el acto por tevé junto al secretario de Transporte, Ricardo Jaime. Durante la semana, Alicia había mantenido reuniones con diferentes intendentes de la provincia de Buenos Aires, con quienes maneja directamente la llegada de la ayuda social a sus distritos, salteando a la administración del gobernador de Buenos Aires, Daniel Scioli.

Según explica Kirchner a sus interlocutores bonaerenses, la posible candidatura de Alicia en Buenos Aires es útil no sólo porque su figura mide bien –según los sondeos K– entre los sectores de clases bajas del segundo cordón del conurbano, sino también porque en la práctica significaría que apareciera el apellido “Kirchner” en las boletas, al que podría sumarse el de Scioli, si se incluye en la lista a José, hermano del gobernador. Los intendentes del conurbano, además, apoyarían con todas sus fuerzas una candidatura de la hermana del hombre que maneja el poder real desde la Quinta de Olivos, y que ya previó un detalle fundamental: cambió su lugar de residencia formal de Santa Cruz a San Pedro, la ciudad bonaerense donde pasa sus fines de semana.

Néstor y Alicia trabajan en conjunto desde las inicios del kirchnerismo. Él siempre fue el gran armador de la política mientras ella se encargaba de repartir la ayuda social en la provincia patagónica y el país. Ahora reeditan esa dupla pero enfocan sus acciones en el conurbano bonaerense: Alicia tiene la orden de iniciar el reparto de subsidios para créditos destinados a microemprendimientos. El jueves, pocas horas antes de encabezar el acto en Olivos con su cuñada, la ministra había entregado 30 millones de pesos de esos subsidios en la localidad bonaerense de Berisso.

Mientras se define si es candidata o no, Alicia expande sus dominios. Está a punto de designar a un funcionario propio como ministro de Asuntos Sociales de Santa Cruz, en lugar del desgastado Jorge Mascheroni. Los nombres que suenan para ese cargo son los del actual subsecretario de Gobierno, Jorge Ferreyra, un “margarito” (como los llaman a los fieles de Alicia), o Inés Bianchi, otra de sus colaboradoras más fieles.

El campo luego de El Calafate

El Gobierno espera que el martes se produzca la reunión con las entidades del campo que comenzó a delinearse esta semana, cuando los ruralistas descartaron un nuevo paro.

Ayer por la tarde, los Kirchner se reunieron en un Olivos con el jefe de Gabinete, Sergio Massa; el ministro de Interior, Florencio Randazzo y la ministra de Producción, Débora Giorgi. Allí se analizaron las propuestas que el Gobierno llevará al encuentro con la Mesa de Enlace de los ruralistas.

La definición de la fecha del cónclave –y sobre los participantes, ya que aún no está definido si concurrirá la Presidenta o alguno de sus funcionarios– se realizará durante el fin de semana en el sur: la pareja presidencial viajó a El Calafate a última hora de ayer.

Comentá la nota