La histeria electoral llegó al Concejo Municipal

El jueves último el bloque del FPC y S, a través del concejal Rolando Galfrascoli, propuso un proyecto de declaración en el que "felicita al gobierno" provincial por el decreto que prevé reparaciones para los inundados de 2003 en Santa Fe. Tratan a Reutemann de "traidor absoluto", además de responsable de la catástrofe e, insólitamente, también cargan contra Obeid, "quien era intendente al momento de la inundación" (sic).
El proyecto reconoce la autoría del joven y combativo concejal del ARI, integrante del Frente Progresista, dr. Rolando Galfrascoli, y propone adherir incondicionalmente al decreto provincial que establece la posibilidad de reparar económicamente (en forma extrajudicial) en diez años a unos cinco mil inundados de Santa Fe, por la catástrofe hídrica de 2003.

Pero a poco que se avance en la lectura del mismo, se hace muy evidente que el verdadero propósito de esta "declaración" es la de desacreditar a Carlos Reutemann, que se erige como el gran adversario a vencer en las próximas elecciones del 28 de junio, siempre y cuando se concrete su candidatura a senador nacional. Sorprenden, además los errores de información expuestos en el proyecto, inconcebibles, a esta altura, en dirigentes políticos de mediana importancia. Habla, por ejemplo, en los vistos y considerandos, de la "indudable importancia y trascendencia de la decisión tomada por el gobierno provincial, que luego de seis años de transcurrido el criminal e impune hecho que generó más de 40 víctimas fatales directas y 200.000 personas afectadas económica, moral y psicológicamente", la administración de Binner tomó la determinación de reparar a quienes fueron víctimas del olvido y abandono "de dos administraciones provinciales de signo justicialista".

Sin abrir juicio de valor sobre la forma en que se distribuyeron los subsidios en aquella época, el proyecto ignora olímpicamente los casi $ 300 M que entregó el gobierno de Jorge Obeid en concepto de indemnización a los miles de damnificados. Y también ignora que las víctimas fatales directas fueron 23 y no 40.

Pero donde el error llegó a ser desopilante, fue en la exposición de Galfrascoli, fundamentando el proyecto. Dijo el concejal oficialista que, entre los responsables (de la tragedia), "hay responsables directos, que son el gobernador, en ese momento Reutemann, y posteriormente Obeid, quien era intendente al momento de la inundación (sic), que son los responsables de lo que ha ocurrido, de la desidia, la impunidad, de la injusticia y del olvido".

Por supuesto Jorge Obeid nada tenía que ver entonces con la municipalidad de Santa Fe, que era administrada por el peronista Marcelo Álvarez.

"Ofendidos" y "agraviados" porque Reutemann dijo que era de centroizquierda.

A las críticas de Galfrascoli se sumaron las de Héctor Gregoret (presidente del cuerpo), concejal de la UCR, y entre ambos se encargaron de destripar al ex gobernador, porque en una conferencia de prensa éste había afirmado pertenecer a una "izquierda moderada" y ser, en realidad, un hombre "de centroizquierda y no de centroderecha". Galfrascoli dijo que "los que nos sentimos identificados con las posiciones de izquierda, centroizquierda, el progresismo, la social democracia, no hace más que ofendernos de una manera muy burda". Y agregó: "Estas palabras de un traidor absoluto" que permanecía en el oficialismo "mientras la ola y la cresta positiva crecían al amparo del kirchnerismo" pero que, "en la primera de cambio y ante el primer signo de debilitamiento abandonaron el barco y como otros tantos compañeros del general, han clavado un puñal en la espalda de un gobierno que, evidentemente, los necesita a todos para salir adelante".

Y luego de una larga exposición filosófica política sobre qué significa ser de izquierda, terminó afirmando que "evidentemente Reutemann, una vez más, nos ha mentido: él no es ni de izquierda ni de centroizquierda, es el representante de un modelo de política y de gestión del estado que está absolutamente agotado".

Héctor Gregoret, presidente del Concejo, no quiso ser menos y también cargó contra el ex piloto de fórmula 1 y, al igual que Galfrascoli, se sintió "agraviado" por las expresiones del senador nacional, "porque no entiendo yo a alguien como Reutemann que nos haya dejado sin una herramienta financiera y entregado el Banco de la Provincia de Santa Fe y que hoy se considere de izquierda. No podemos entender que la misma gestión le ha entregado Aguas Provinciales (en realidad, quiso decir la DIPOS) a un grupo francés, con lo que significa el agua". Y remató: "Realmente nos sentimos agraviados aquellos que nos sentimos parte de la social democracia".

Desde la oposición sólo se escuchó la voz del reutemanista Luis Mansur, quien opinó que "en principio veo que les han bajado órdenes de la provincia para tratar de elevar un poco la imagen de (Rubén) Giustiniani, porque no le llega a Reutemann, hay una gran diferencia. Por supuesto que no comparto en absoluto lo dicho por Galfrascoli".

El proyecto pasó a comisión y sería aprobado (por la mayoría que el oficialismo tiene) la semana próxima.

Comentá la nota