Hipotecarios a tasa fija: a 10 años y al 30%

Bancos oficiales tienen planes con restricciones. En la banca privada predomina la oferta de tasa variable. Sólo dos con fija.
El crédito hipotecario, que a lo largo de este año era escaso y caro, se convirtió en un producto casi inalcanzable en el mercado financiero local: tasas altísimas y plazos cortos, lo que lleva a que el monto a conseguir sea bajo o se exijan salarios altísimos.

La crisis mundial terminó elevando el costo financiero total de la mayoría de los productos privados que –según un informe del sitio especializado Notibancos.com y de una recorrida propia–, cuando se trata de tasas fijas, se ubican en torno del 30 por ciento. Con un agregado: los plazos en el mercado no superan, por lo general, los 10 años.

A tasas variables, se puede conseguir plazos más extensos y un interés más bajo, pero asumiendo el riesgo de que la cuota se dispare, algo perfectamente posible en momentos de inestabilidad financiera y económica.

En este marco, pese a que en el mercado subsisten los rumores en torno de un posible plan del Gobierno nacional para incentivar el acceso a este tipo de préstamos, hasta ahora los sucesivos anuncios de la presidenta Cristina de Kirchner, inclusive el megaplán por 111 mil millones de pesos para la construcción, nada mencionan en torno de financiar la compra de una vivienda.

El problema es que por estos días el crédito para vivienda no es demasiado atractivo ni siquiera para los bancos: "Las entidades están brindando plazos fijos a tasas del 20 por ciento con plazos muy cortos; no hay margen de rentabilidad para salir a ofrecer créditos hipotecarios a menos del 30 por ciento", destaca Víctor Mosconi, gerente regional del Banco Hipotecario.

Pese a las dificultades, hay una franja de la población que sigue tomando créditos hipotecarios, lo que explica que este segmento haya sido el tipo de préstamo que más creció en el año, con un avance de 28,4 por ciento, y actualmente haya llegado a representar el 14 por ciento de los 118 millones de pesos mensuales que el sistema financiero coloca en préstamos, según el Informe Monetario de noviembre elaborado por el Banco Central.

"Actualmente se toman créditos por operaciones muy puntuales. Hay personas que consiguen inmuebles a bajos precios, con lo que tomar un crédito caro para cerrar la operación sigue siendo conveniente", destaca Mosconi.

El resto de la banca privada basa sus productos en tasas variables, con un costo que se ubica hoy entre el 12 y el 30 por ciento y plazos de hasta 30 años.

Bancos públicos. Los bancos públicos no son la excepción, aunque con planes oficiales –con subsidios directos del Estado provincial– ofrecen mayores facilidades.

Un ejemplo es el programa Tu Casa, que el Ejecutivo implementó a través del Banco de Córdoba, mediante el que se puede conseguir hasta 50 mil dólares, en un plazo de 5 a 30 años, a un costo financiero total que no supera el 10 por ciento y a tasa fija y en pesos.

Sin embargo, esta línea no ha sido de fácil acceso. La principal es el tope de hasta 50 mil dólares (que alcanza para financiar apenas una parte del valor de una casa o exige poseer el terreno para construir) y que la vivienda a comprar no puede tener más de un año de antigüedad. Desde su lanzamiento a mediados de este año hasta ahora, lleva otorgados créditos por 35 millones de pesos. Según informa la propia entidad, de los poco más de mil legajos iniciados, se escrituraron 282 viviendas y siguen su curso otras 600 carpetas.

Desde octubre, la entidad coloca este tipo de créditos también a través de desarrollistas locales. Hasta ahora sólo tiene al grupo Miterra –que vende departamentos de su emprendimiento Jardines La Estanzuela, camino a La Calera– a través del cual recibió 37 legajos y lleva aprobados ocho. Pero el objetivo es sumar en el corto plazo dos a tres desarrollistas más.

El Banco Nación aún mantiene vigente su línea "Inquilinos", con el que se puede conseguir tasas del 14 al 16 por ciento y plazos hasta 30 años. Esta línea, preparada para quien está alquilando y quiere comprar, tiene el problema de que la cuota es de hasta el 115 por ciento más que el alquiler mensual.

Comentá la nota