Dr. Hipólito Solari Irigoyen: "Esta es una democracia que pierde legitimidad"

El presidente de la Convención Nacional de la UCR estuvo en la localidad de J.B. Molina para presentar su libro sobre la Patagonia. "No me gusta que haya capitales extranjeros que hacen de la tierra argentina una mercancía y no un estilo de vida", dijo a EL NORTE. Dijo que “es fundamental proteger el medio ambiente y los pobladores".
El miércoles por la noche estuvo en la localidad de J.B. Molina, Santa Fe, el reconocido dirigente Hipólito Solari Irigoyen, para presentar su libro "Patagonia: las estancias del desierto", recientemente editado.

J.B. Molina está organizado una serie de actividades con motivo de su 100º aniversario que se conmemora el próximo 30 de noviembre.

Un enviado de EL NORTE viajó a J. B. Molina y participó del acto de presentación del libro.

“En el libro comienzo hablando de mi infancia en la Pampa húmeda hasta que me establezco en la Patagonia y formo una estancia", contó a EL NORTE Hipólito Solari Irigoyen cuya esposa es nieta de los fundadores del pueblo y además tiene un establecimiento agrícolo-ganadero.

"Son lindas experiencias sobre el fin del nomadismo, el comienzo de los campos, la introducción del alambrado, la transición cultural que hizo la Patagonia tuviera bandidos famosos como Butch Cassidy, o la Bandolera Inglesa. De todos esos temas, así como anécdotas, historias, usos y costumbres me ocupo en el libro”, detalló Solari Irigoyen.

“Desde niño vivo en la Patagonia, tengo mi casa en Puerto Madryn. Desde entonces la Patagonia ha cambiado mucho. En general los adelantos han sido buenos. Hay partes negativas como el establecimiento de fábricas contaminantes como la industria del aluminio Aluar, que provocan enfermedades”, destacó.

Solari Irigoyen también expresó: “Cuando vienen extranjeros a radicarse al país no me importan porque es lo que hicieron nuestros abuelos y bisabuelos. No me gusta que haya capitales extranjeros que hacen de la tierra argentina una mercancía y no un estilo de vida”.

Y consideró que “es fundamental proteger el medio ambiente, la fauna y a los pobladores, a la gente que todavía vive en la marginación. Hay gente que viajó de distintos puntos del país y está viviendo en la Patagonia, pero no ha encontrado trabajo, entonces se han formado villas miseria, gente que vive de manera primitiva", lamentó.

Por otro lado explicó que "todavía quedan poblaciones aborígenes. Yo he dedicado capítulos sobre ellos en mi libro. Quedan pocos miembros originarios de los tehuelches, pero sí los mapuches que vinieron de Chile en el siglo XVIII”.

Crítico

Por otra parte Hipólito Solari Irigoyen se refirió a la realidad del país: “Soy muy crítico de la situación actual y de las autoridades. No comprenden el campo, han insultado a los agricultores porque perdieron en el Parlamento la Resolución 125; ahora están en período de venganza. El gobierno no hace nada para solucionar la situación. El gobierno ha restringido las libertades públicas. La libertad de prensa la tienen los grandes diarios pero en mi provincia no hay libertad de prensa porque todos dependen del presupuesto oficial. No hay medios que puedan expresar libremente sus ideas porque les quitan el apoyo publicitario. Las autoridades insultan a los opositores. Vivimos en una democracia con un origen legítimo pero que pierde legitimidad con un gobierno hegemónico, con prácticas autoritarias y favoreciendo una enorme concentración de la riqueza”, afirmó.

Además destacó: “Hay que terminar con estas mayorías absolutas, verticalistas, que desconocen el federalismo. No se puede explicar que en el gobierno de Alfonsín las provincias recibían el 50,2% de coparticipación federal y ahora reciben solo el 30%. Eso se ha hecho con la complicidad de la mayoría legislativa, de gobernadores que no han sabido defender los intereses de su provincia”, dijo.

Según Solari Irigoyen, “la población debe tener mayor participación y madurez. Hoy todos critican a Menem pero la mayoría votó al menemismo y provocó la extranjerización de nuestra economía y el aumento de la deuda externa. Yo era senador nacional y luchaba para que no se vendiera YPF. En aquel entonces les parecía fabuloso que vinieran los extranjeros, que rifáramos YPF, que descuartizáramos Gas del Estado. Los que votaron para quedarse con los fondos de las AFJP fueron los que crearon el sistema. Los radicales siempre fuimos partidarios del sistema de reparto. Pero recordemos que esos fondos no los puede usar el gobierno porque no son de los empresarios sino de los ahorristas”.-

Comentá la nota