En vez de al hipódromo, el PJ llevará a Cristina a un teatro

En vez de al hipódromo, el PJ llevará a Cristina a un teatro
El gobernador anunció ayer que la mandataria vendrá a Tucumán el 5 de mayo. Alperovich pidió a Jaldo y a Mansilla que diseñen el operativo para recibir a la jefa de Estado. Buscarán ayuda para la seguridad
Los adolescentes suelen incomodarse ante la presencia de sus padres en determinadas ocasiones. Tal pareciera ser la sensación que invade a los dirigentes del oficialismo, a partir de la confirmación de que la presidenta, Cristina Fernández, visitará la provincia el 5 de mayo.

"Ayer me hablaron para decirme que el 5 (de mayo) vendría la Presidenta; fundamentalmente viene a abrir una nueva Secretaría de Agricultura de la Nación con todo lo referente a los biocombustibles (sic)", anunció ayer a la prensa el gobernador, José Alperovich.

Casi 24 horas después de haber recibido la llamada de la propia jefa de Estado, el mandatario provincial hizo público el anuncio. Según confirmaron colaboradores del gobernador, la titular del PEN visitará Tucumán para presentar de manera oficial la recientemente creada Dirección Nacional de Agroenergía, teniendo en cuenta que desde 2010 los ingenios tucumanos deberían comenzar a producir bioetanol a partir de la caña de azúcar.

Tras confirmar la visita presidencial, Alperovich afirmó que durante la charla telefónica formalizó un pedido puntual a la Presidenta. "Le pedí si nos puede dar una mano con el tema de la seguridad, que nos ayude con elementos, como ayudó a Mendoza y a Buenos Aires, con cámaras y vehículos", detalló.

Pese a los motivos oficiales que se esgrimen, colaboradores del gobernador interpretaron la llamada desde Olivos como un claro mensaje político. De hecho, sostienen, el kirchnerismo aspira a recorrer los distritos aliados antes de la elección legislativa del 28 de junio, con el objetivo de apuntalar su gestión. Por eso, de inmediato Alperovich pidió a sus colaboradores que diseñen el operativo de recepción a la jefa de Estado. Como en cada visita presidencial, los responsables del "armado político" serán el ministro del Interior, Osvaldo Jaldo, y el presidente Subrogante de la Legislatura, Sergio Mansilla. "Cada vez que viene la Presidenta deja algo para la Provincia. Tenemos esa expectativa", afirmó Jaldo.

"Algo controlado"

La intención del Gobierno es concretar el acto oficial en el teatro San Martín, en reemplazo del tradicional mitin en el hipódromo que caracteriza los encuentros entre la Presidenta y la dirigencia alperovichista.

"No vamos a hacer ‘una de más’ justo ahora", se sinceró ante LA GACETA un estrecho colaborador del gobernador, en alusión al costo político que podría significar para el alperovichismo, en vísperas de las elecciones, la organización de un acto político multitudinario con la presencia de Fernández de Kirchner. "Algo tendremos que armar", añadió la misma fuente.

Si bien resta confirmar el horario de la visita presidencial, se estima que será al mediodía. En caso de que Presidencia avale la idea de concretar el evento en el teatro San Martín, luego de aterrizar en el aeropuerto Benjamín Matienzo la comitiva oficial se trasladará en helicóptero hasta el campo del Club Lawn Tennis, en el parque 9 de Julio.

Desde allí continuarán viaje en combi, a lo largo de las avenidas Gobernador del Campo y Sarmiento, hasta la esquina de calle Muñecas. Por ello, el oficialismo pretende formar un cordón de dirigentes justicialistas, movilizados desde distintos barrios de la capital y del departamento Cruz Alta.

Comentá la nota