"Hay hipocresía en cierta visión sobre nuestra relación con América latina"

Dijo que quienes critican la escasa intervención de Washington, a la vez reclaman su no intromisión.
El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, fue determinante en la defensa del accionar de su Gobierno con respecto al golpe de Estado en Honduras. Después de sostener que el derrocado mandatario Manuel Zelaya debe ser restituido en su cargo y que su gobierno ha "cooperado con todos los organismos internacionales para enviar dicho mensaje", expresó: "Los que dicen que los EE.UU. no han intervenido lo suficiente en Honduras, son los mismos que dicen que siempre estamos interviniendo y que los yanquis se tienen que salir de América Latina, y no se pueden tener las dos cosas."

Pero Obama fue aún más allá y agregó que los "críticos piensan que deberíamos actuar de una manera que en cualquier otro contexto les pareció mal, entonces creo que eso indica que quizá hay cierta hipocresía en su enfoque sobre las relaciones de Estados Unidos con América Latina".

La defensa de Obama surge ante los reclamos de algunos políticos de la región que exigen una actitud más activa de la Casa Blanca. Incluso la semana pasada Zelaya, durante una visita a México, dijo que los Estados Unidos podrían rápidamente solucionar la situación derivada del Golpe de Estado que lo derrocó.

"Hemos dicho muy claramente que el presidente Zelaya fue retirado de manera ilegal, que hubo un golpe de Estado y que él debe regresar", dijo Obama en conferencia de prensa ofrecida al término de la Cumbre de Líderes de América del Norte realizada en Guadalajara, en el occidente de México.

MISIÓN APROBADA. Finalmente, el Gobierno de facto de Honduras aceptó la llegada de una misión de cancilleres encabezados por el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza. La propuesta es parte del plan impulsado por presidente de Costa Rica, Oscar Arias, quien intercede para buscar una salida al conflicto.

"La agenda es objeto de elaboración, con participación de diferentes sectores, fundamentalmente (...) el canciller de Costa Rica, Bruno Stagno, la cancillería de Honduras y la comisión negociadora en San José", dijo este lunes en rueda de prensa el canciller hondureño, Carlos López Contreras. "Hemos determinado la conformación de la misión, más no así la fecha, que está siendo objeto de consultas", agregó.

La OEA había anunciado el viernes el envío de una misión integrada por los cancilleres de la Argentina, México, Canadá, Costa Rica, República Dominicana y Jamaica para tratar de buscar una salida al conflicto por medio de Arias. Llegaría este martes a Tegucigalpa, comandada por Insulza, quien en una visita que realizó el 4 de junio rehusó reunirse con el presidente de facto Roberto Micheletti.

La cancillería de Micheletti había rechazado la mañana del domingo la visita de la misión de cancilleres por incluir al titular de la OEA. Pero luego, en otro comunicado, anunció que se había "conciliado" y que llegará como "observador".

La propuesta de Arias incluye una amnistía para los posibles delitos cometidos tanto por Zelaya como por los golpistas, y la restitución del mandatario en el poder, este último punto en conflicto porque es rechazado tajantemente por el régimen de Micheletti.

Comentá la nota