Los híper despidieron a 20 empleados en los últimos días.

También se encontraron reducciones horarias y suspensiones. Desde el sindicato sostienen que no hay elementos concretos para que los empresarios tomen estas decisiones, por lo que lo atribuyen a especulaciones del sector.
Raúl Ávila, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio, dijo: "Estamos actuando en enérgico rechazo a los últimos despidos producidos y contra la metodología que estamos observando y que se viene aplicando en importantes empresas de nuestro medio".

Avila reconoció que "efectivamente se han producido en los últimos días del mes de marzo más de 19 despidos y por eso hemos salido rápidamente a actuar, buscando hacer reaccionar a los empleados de que hay otras alternativas que pueden utilizar antes del despido, porque el despido lo único que hace es agravar la situación".

Además, el dirigente expresó que "hemos descubierto otra modalidad utilizada por algunos empleadores, que están prácticamente intimidando al personal para que firmen un acuerdo por reducciones horarias, es decir que trabajen menos".

A esta circunstancia también "la hemos denunciado en la Subsecretaria de Trabajo, porque ninguno de estos acuerdos que se han firmado, por fuera de la subsecretaría, tiene validez alguna". Por lo que "son totalmente nulos y muchas veces a esto el empleado lo desconoce y lo firma por miedo a perder el trabajo y, de cierta manera, esto es un medio despido producido de manera encubierta".

Los despidos "se están produciendo en grandes empresas por todos lados, como en Red Megatone que se han despedido a 7 personas, en Libertad hubo tres despidos y conseguimos que reincorporaran a dos y quedó un sólo despido. En Data 2000 hay dos despidos más, en Famularo uno y en muchos comercios grandes se están haciendo despidos".

Para Ávila, "lo peor es que esto está marcando una tendencia y pensamos que se va a agravar a fines de abril". Recordó que "esto comenzó en octubre del año pasado pero las ventas de fin de año frenaron los despidos, así como la venta de la época escolar".

"Ahora, el miedo está invadiendo a los empresarios y como ven que hay menos ventas, lo primero que piensan es en echar a la gente, cuando en realidad no están haciendo nada para evitarlo", dijo el sindicalista. Asimismo, agregó que "los comerciantes argumentan el tema de la crisis, que se les han caído las ventas, lo que es cierto, pero no tanto como para comenzar con los despidos".

Indicó también, que "esto para nosotros es abrir el paraguas antes de que llueva y, en cierta manera, hay mucha especulación con todo esto, porque cuando las cosas anduvieron bien, no les dieron ningún plus a los empleados y, ahora, cuando las cosas van un poquito mal, lo primero que hacen es despedir a los empleados".

El sindicalista destacó: "Pensamos que esto se puede aguantar todavía, porque entendemos que la crisis no nos ha llegado aún como dicen que llegaría. Nos parece que no es más que un globo que se ha inflado y, en realidad, no sabemos cuánto es cierto y cuanto es mentira de esto".

Pero además criticó a los comerciantes al decir que hay medidas que el gobierno nacional ha tomado y que no están siendo aprovechadas por los empresarios, como son los subsidios a las empresas que no produzcan despidos para ayudarlas a sobrellevar la crisis.

Manifestó que "esto se gestiona ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y, es muy fácil, sólo necesitan comprometerse a no despedir y a estar al día con sus obligaciones".

Como ejemplo de esa posibilidad, Ávila citó "el caso de la empresa Valot por ejemplo, que es una fábrica que produce perfumes, desodorantes y jabones, y con quienes llegamos a un acuerdo, porque ellos iban a empezar hoy a hacer suspensiones y despidos por sectores sobre sus 70 empleados. Por lo que hemos acordado otorgarles el aval del gremio necesario como para que, a través de la Subsecretaría de Trabajo, puedan acceder a los subsidios que entrega el gobierno nacional".

Comentá la nota