Hindú sale a defender su corona ante una de sus peores sombras: La Plata

Hindú y La Plata tienen todo listo para buscar su lugar en la final. Los de Don Torcuato son los grandes favoritos, pero los canarios saben que si juegan como lo hicieron la semana pasada contra Atlético del Rosario, pueden dar el batacazo.
Ninguno de los dos equipos tuvo problemas con lesiones ni amonestados, por lo que ambos entrenadores pudieron elegir a los mejores para este partido decisivo. En el único encuentro que tuvieron este año, firmaron tablas. El último antecedente entre ellos en un partido decisivo fue en el Nacional de Clubes del año pasado: La Plata le ganó en semis y fue finalista del torneo.

Desde adentro. En los últimos títulos de Hindú, Francisco Bosch fue el hombre que se encargó de organizar todos los festejos. El ahora fullback del tricampeón jugaba en el rugby de Nueva Zelanda y por eso no pudo ser parte, desde adentro, de las finales que jugaron sus compañeros. Siempre llegaba sobre la fecha y sólo podía jugar el Seven de la URBA. Pero este año será distinto. Los días en el Manawatu neocelandés quedaron atrás y hoy podrá darse el gusto de disfrutar 80 minutos de un partido clave. "Me perdí las últimas tres finales y por eso espero poder jugar el partido decisivo esta vez. No estoy en la organización, pero quiero poder festejar en la final", dice Cubano. Sobre la posibilidad de que Hindú se conforme con lo que logró, Bosch no duda: "No se nos pasa por la cabeza algo así. Eso sí: hay que tener mucho cuidado. La Plata es durísimo, pero nuestra ambición está intacta".

Una gran chance. Francisco Albarracín, hombre clave de La Plata, se fracturó la 12º vértebra de la columna a principio de año y tuvo que operarse. Durante varios meses vio a sus compañeros desde afuera, pero no veía la hora de volver a jugar. "Si cuando me lesioné me preguntabas si iba a volver a jugar este año, te decía que no. Tuve mucha suerte con la recuperación y ahora tengo la revancha soñada", explica Panchito. Con respecto al rival de hoy, Albarracín dice que tienen la fórmula para frenar a Hindú. "Hay que jugar como siempre: atacarlos y ser muy contundentes en defensa y en las formaciones fijas. No podemos descuidarnos ni un segundo. Concentrados, creo que tenemos la chance de poder ganar", comenta el medio scrum.

Comentá la nota