Una hinchada contra las privatizaciones.

Lejos de concluir, la polémica sobre la iniciativa de Macri de reprivatizar Aerolíneas y el sistema jubilatorio siguió creciendo. Gobernadores, funcionarios y candidatos K se sumaron. El opositor Prat Gay se diferenció.
Como impulsados por un resorte, casi todos los gobernadores justicialistas saltaron ayer a la cancha electoral para castigar al jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, por su propuesta de reprivatizar Aerolíneas Argentinas y volver al sistema previsional administrado por las AFJP. La admisión de Macri –luego refrendada por su aliado Francisco de Narváez– le sirvió al oficialismo como prueba de la confrontación de modelos que propone de cara a las elecciones del 28 de junio y nadie se quiso quedar afuera. Pero la definición del jefe de Gobierno no sólo fue aprovechada por una decena de gobernadores (desde Daniel Scioli hasta el rionegrino y radical K Miguel Saiz) o los funcionarios y candidatos kirchneristas, como el ministro de Planificación, Julio De Vido, o Carlos Heller. También el candidato por el Acuerdo Cívico y Social en Capital Federal, Alfonso Prat Gay, salió a desmarcarse de la impronta privatizadora.

Las abundantes declaraciones de ayer fueron la zaga de las que hizo el mismo miércoles la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, a la que le siguieron las de Néstor Kirchner, el jefe de la CGT Hugo Moyano y los titulares de todos los gremios aeronáuticos. Y aunque nadie lo haya admitido, la masiva y sincronizada intervención de los gobernadores obedeció a una táctica bajada desde Olivos. "No hace falta que nadie nos diga nada. Tendríamos que ser tontos para desperdiciar la oportunidad de hablar de los modelos económicos, que es lo que veníamos planteando y es a lo que la oposición le venía escapando, justamente para no admitir que quieren volver a las políticas de los ’90. Pero a Macri lo traicionó su verdadera forma de pensar y no la vamos a dejar pasar", le dijo a Página/12 uno de los gobernadores que se expresaron ayer.

Uno de los que ayer cargó contra Macri fue Scioli, quien dijo que "haber recuperado" empresas que habían sido privatizadas en la década del ’90 "es una evolución", y señaló que en 2003 junto a Kirchner enfrentaron a Carlos Menem y Ricardo López Murphy "y obtuvimos el respaldo de las urnas para encarar esta etapa distinta en la Argentina".

Con ironía, el ministro De Vido, luego de un acto en Santiago del Estero con el gobernador radical K Gerardo Zamora, sostuvo: "Me parece muy bien que reivindiquen las privatizaciones, pero que se hagan cargo del desastre que causaron las privatizaciones en la década del ’90. Que se hagan cargo del desastre que era Aerolíneas, que se hagan cargo de los despidos del Correo, que se hagan cargo del servicio que prestaba Aguas Argentinas, ya que lo defienden, que lo asuman y que se hagan cargo".

Otro que utilizó el sarcasmo para referirse a Macri fue el secretario de Turismo, Enrique Meyer. "Hay que vivir en el interior para darse cuenta de lo que es y lo que significa Aerolíneas Argentinas. Macri seguramente no sepa esto, porque él vuela de Buenos Aires a Punta del Este", lo chicaneó.

También Kirchner en su recorrida de campaña por la provincia de Buenos Aires volvió a cargar contra Macri, al sostener que "no puede ser que algunos tengan un plan proponiendo que volvamos a la década del ’90, son los mismos que dicen que hay que privatizar todo". Y después se preguntó: "¿Qué harían nuestros pequeños empresarios y los trabajadores y la clase media si quedaran solos ante el mercado?".

Heller, en tanto, sostuvo que si el Gobierno sale debilitado de estas elecciones, "lo más probable es que en el 2011 tengamos un gobierno de derecha y eso es lo que está en juego, como quedó claro cuando Mauricio Macri y Francisco de Narváez dicen qué piensan respecto de las estatizaciones de los fondos jubilatorios y de Aerolíneas".

Desde la oposición, Prat Gay no quiso quedar parado en la misma vereda del PRO y afirmó que "Aerolíneas tiene que ser estatal". "Le diría a Macri que Aerolíneas ya es estatal y no hay que volver a cometer el mismo error de volver atrás. Creo que la Argentina merece tener una aerolínea de bandera y que Aerolíneas tiene que ser estatal, pero controlada y administrada de forma transparente", sostuvo. Para Prat Gay, la intención del jefe de Gobierno porteño al instalar el tema de reprivatizar "es una manera de Macri de desviar la responsabilidad de las cosas en las que él se tendría que ocupar, que son las cosas de la Ciudad y en especial la salud y la educación, que andan muy mal. No me gusta que se distraiga de las cosas que no hizo y de las promesas que no cumplió".

El candidato del Acuerdo Cívico y Social también aprovechó para pegarle al Gobierno, porque dijo "el mismo partido político fue el que privatizó y después reestatizó Aerolíneas y las AFJP, en muchos casos con los mismos diputados y con argumentos contrapuestos".

Entre las voces críticas a Macri estuvieron las del presidente de la Cámara de Diputados, Eduardo Fellner ("Macri y De Narváez parecen sufrir una rara amnesia que les impide reconocer que la decisión tomada mayoritariamente por el Congreso fue la que les devolvió a los argentinos la prestación del servicio con una línea de bandera propia"), y el senador y candidato a gobernador de Corrientes Fabián Ríos ("Ninguna aerolínea del mundo es rentable. Con su criterio, deberíamos cerrar las provincias del NEA, por deficitarias, o declarar inviables a las provincias pobres, como expresaba Domingo Cavallo en la década pasada").

Además de Scioli, otros gobernadores se expresaron ayer sobre el tema. Lo que sigue es una síntesis de esas declaraciones.

- Sergio Urribarri (Entre Ríos): "Estaríamos perdidos si volvieran al gobierno los privatizadores adoradores del mercado. Insisten en un modelo que está abandonando el mundo. Son los que se niegan a ver que la necesidad de una nueva articulación entre lo público y lo privado, con nuevas reglas más favorables para el país y para la gente".

- Mario Das Neves (Chubut): "Los que hablan de Aerolíneas Argentinas son los que viven a veinte manzanas de la Capital Federal. Los que van a diseñar y a profundizar el modelo de país son los que ganen en las elecciones".

- José Luis Gioja (San Juan): "Es impensable volver a manos privadas las AFJP, ya que ahora los fondos en manos del Estado están al servicio de la producción y garantizados. Y quienes vivimos en el interior sabemos lo nefasta que fue la época en que Aerolíneas Argentinas estaba privatizada".

- Miguel Saiz (Río Negro): "No debería llamarnos tanto la atención un pedido tal de gente que siempre se ha manejado en aviones privados. Macri y De Narváez poco saben de lo difícil que es vivir en el interior del país. Desde la decisión del gobierno nacional al reestatizar Aerolíneas, no solamente hemos recuperado las frecuencias entre Viedma y Buenos Aires, sino que hemos logrado cerrar todo el circuito de comunicación aérea entre Buenos Aires-Viedma y Bariloche".

- Walter Barrionuevo (Jujuy): "Esos planes de privatización de Aerolíneas Argentinas y las AFJP son una regresión al pasado y un intento de repetir viejas prácticas que condenaron al pueblo argentino a la pérdida de su patrimonio y dignidad. Lo que estamos discutiendo son dos modelos de país: el modelo de las privatizaciones y la desigualdad social que promueve la oposición o el modelo de la redistribución con justicia social e inclusión que lleva adelante el Frente para la Victoria".

- Maurice Closs (Misiones): "Sería un grave error y una regresión a los años ’90, donde se rifó el patrimonio de todos los argentinos. A los argentinos y a los misioneros nos costó mucho recuperarnos de las políticas ejecutadas en la década del ‘90 y ahora hay algunos que quieren volver a hacer negocio con los bienes recuperados por este gobierno".

- José Alperovich (Tucumán): "Algunos se sacaron la careta. Los nostálgicos del neoliberalismo hoy vuelven a aparecer, ya sin tapujos de ninguna índole, pidiendo que el Estado vuelva a desertar y a darle la espalda a las necesidades de los argentinos, como ocurrió en los ’90".

- Celso Jaque (Mendoza): "Los argentinos no podemos volver al pasado de la mano de quienes lo único que hicieron fue lucrar con el dinero y los bienes de todos los ciudadanos. La venta de Aerolíneas atentaría directamente contra un servicio estratégico para el desarrollo turístico y productivo de nuestro país".

Comentá la nota