Hillary anticipa política exterior de Obama: no negocia con Hamas pero abre una puerta a Irán

Hillary anticipa política exterior de Obama: no negocia con Hamas pero abre una puerta a Irán
El gobierno del presidente electo de Estados Unidos, Barack Obama no negociará con el grupo radical islámico Hamas, pero intentará una nueva estrategia con Irán. Estos anticipos de política exterior las hizo la futura Secretaria de Estado norteamericana, Hillary Clinton.
"No se puede negociar con Hamas hasta que renuncie a la violencia, reconozca a Israel y se someta a los acuerdos pasados", dijo Clinton durante la audiencia del Senado para confirmar su designación.

"Eso, para mi, es incuestionable, esa es la posición del gobierno de Estados Unidos y la posición del presidente electo", completó la ex primera dama. De todas maneras, Clinton aseguró que el gobierno de Obama hará "todos los esfuerzos posible para alcanzar la paz en Medio Oriente".

"Seguiremos apoyando las exigencias de seguridad de Israel y las legítimas aspiraciones de los palestinos como parte de una nueva política externa impregnada de pragmatismo", indicó.

"El presidente electo y yo -señaló ante los miembros del comité de Relaciones Exteriores del Senado- comprendemos y somos favorables a la necesidad de Israel de defenderse de los cohetes de Hamas, pero también reconocemos el precio humanitario del conflicto en Medio Oriente y el sufrimiento de los civiles israelíes y palestinos".

En cuanto a Iran, la ex candidata demócrata, aseguro en la misma audiencia que el próximo Gobierno intentará una nueva "y quizás diferente" estrategia con Irán, porque lo que se ha intentado hasta ahora no ha funcionado.

Clinton afirmó durante su audiencia de confirmación en el Senado que esa nueva estrategia bajo consideración incluye la posibilidad de que EE.UU. tenga una presencia diplomática en Irán.

"Esos son asuntos que forman parte de la revisión" de las políticas a seguir que llevamos a cabo, explicó la senadora por Nueva York ante la insistencia de los miembros del Comité de Asuntos Exteriores del Senado que le preguntaron sobre Irán.

Añadió, de todos modos, que en lo que se refiere a Irán todas las opciones están sobre la mesa, en una aparente referencia al posible uso de la fuerza militar.

El actual Gobierno estadounidense y sus aliados han impulsado la aprobación de varias rondas de sanciones a Irán por parte de las Naciones Unidas, con el fin de disuadir al país de su programa de armas nucleares.

Clinton indicó que el Gobierno del presidente electo Barack Obama perseguirá una línea de actuación similar.

"Haremos todo lo posible que podamos intentar a través de la diplomacia, mediante el uso de sanciones, mediante la creación de mejores coaliciones con los países que creemos también tienen un gran interés en impedir que Irán se convierta en una potencia militar", aseguró Clinton.

La senadora por Nueva York indicó que EE.UU. consultará a sus aliados antes de adoptar medidas concretas con respecto a Irán, como el establecimiento de relaciones diplomáticas directas con el país.

Precisó, en ese contexto, que el Gobierno de Obama tratará de impulsar una colaboración con Irán que rinda frutos.

"No nos hacemos ilusiones", apuntó, al tiempo de señalar que incluso si EE.UU. trata de colaborar con Irán para alterar su comportamiento es difícil predecir los resultados.

Clinton afirmó que los miembros de la próxima administración observan con "gran preocupación" el papel que en la actualidad juega Irán en el mundo.

La senadora se refirió al presunto respaldo de Teherán a actividades terroristas, su "continua interferencia con otros Gobiernos y su búsqueda de armas nucleares".

Comentá la nota