Hilda Molina admitió que no espera que Cristina plantee su caso en Cuba

"No tengo muchas expectativas", afirmó la médica disidente cubana, quien no puede viajar a Buenos Aires para reunirse con su familia. Además, negó haberle pedido una entrevista a la Presidenta, de visita oficial en la isla.
La médica disidente cubana Hilda Molina reiteró esta mañana que no tiene "muchas expectativas" sobre la posibilidad de que la presidenta, Cristina Fernández, realice gestiones para lograr que se reúna con su familia en Buenos Aires. Además, desmintió que le haya solicitado una entrevista a la mandataria, quien se encuentra de visita oficial en la isla.

"No tengo muchas expectativas, aunque siempre espero que ella (la Presidenta), de alguna manera u otra" logre ese objetivo, afirmó la médica. Hilda Molina vive en Cuba, pero tanto su madre, como su único hijo y sus dos nietos viven en la Argentina. La mujer no puede viajar para visitar a su familia en Buenos Aires porque no tiene permiso para dejar la isla.

Si bien Molina dijo no esperar que la mandataria gestione a favor de su caso en alguna reunión de tipo privado con el presidente Raúl Castro, consideró que tal vez por su condición de mujer "algún hombre" del gobierno cubano podría escucharla en su pedido humanitario.

"Soy abuela de dos niños argentinos: mi nieto mayor va a cumplir 14 años en junio, mi nieto menor, 8 en mayo. No los conozco. Y hace quince años que no veo a mi único hijo", explicó en diálogo con radio Continental.

Por ello, añadió que espera que Cristina "de una manera u otra, le plantee" al gobierno cubano la situación de sus nietos que "son ciudadanos argentinos, a los que no se les permite tener una relación normal con su familia paterna".

La mujer señaló que Cristina Fernández "como dama, como madre, como futura abuela comprende la situación por sus compatriotas. No creo que sea tan difícil para ella entender que todos tenemos nuestras familias", aseveró.

Por otra parte, Molina afirmó que no solicitó un encuentro con la Presidenta, durante su visita en Cuba. "Yo le dirigí a la Presidenta una carta el 16 de diciembre, la dejé en la embajada para que me hicieran el favor de hacérsela llegar", dijo y aclaró que en esa carta sólo le pedía "que por favor interceda ante el gobierno cubano" por sus nietos.

Asimismo, remarcó que su interés "no es tanto hablar con ella, sino que haga la gestión" con el gobierno cubano.

Ayer, con una semana de retraso a raíz de su problema de salud, Cristina llegó a Cuba con el objetivo de recuperar el vínculo con la isla, afectado -emtre otros aspectos- por el conflicto en torno al caso de la médica disidente.

Comentá la nota