Los hijos del ‘83

Ellos son todos jóvenes que nacieron con el fin de la dictadura y hoy participan activamente en la sociedad, ya sea en organizaciones no gubernamentales, voluntariados o partidos políticos. Piden más información, compromiso y un mayor respeto por los derechos humanos.
Zacarías Ramírez Rigo *

“Un modelo que respete los derechos”

- ¿Cómo ve la actualidad de la democracia, luego de 25 años?

- La democracia es la mejor forma de gobierno, la única que puede instaurar un modelo que respete los derechos de los habitantes de un país. Es una posibilidad de participar de la sociedad y nos da herramientas, ya sea desde una ONG o un partido político. Además, nos permite, a través del voto, elegir a quien nos va a dirigir.

- ¿Se ha deteriorado con los años?

- Es un proceso, cada gobernante ha tenido un modelo puntual a seguir y nosotros hemos tenido más esperanzas en unos u otros, en cosas que muchas veces no se cumplieron.

- ¿Hay un compromiso desde los jóvenes para conocer qué pasó durante la dictadura?

- Los que nacimos a partir de 1983, quienes somos “hijos de la democracia”, no hemos conocido otro tipo de gobierno y no podemos criticar lo que no se conoce, pero sabemos por lo que nos han contado. Ahora tenemos la posibilidad de ver las cosas de un modo distinto y vivir en las diferencias para construir algo mejor. Un régimen que no respeta las libertades no es bueno para ningún argentino.

- ¿Cómo ve el futuro de la democracia?

- Mientras se garanticen sus valores y seamos fiel a ellos, vamos por buen camino, respetando la ley y a nuestros prójimos. Para esto, la mejor guía para el trabajo de los jóvenes es la constitución.

*Abogado, miembro del FreGen

María Julia Rojo *

“Compromiso hay, pero falta participación”

- ¿Cómo vive el joven de hoy la democracia?

- No se conoce lo otro, y no se tiene conciencia de lo que costó construir esto y lo que significa la libertad. En el conflicto con el sector agropecuario tuve miedo a que se hiciera un paso atrás. En la actualidad los políticos no nos representan, desde el interior no se puede hacer un voto significativo que logre la representación a nivel nacional. Tenemos libertad para elegir, pero no a quienes realmente están allí por nosotros.

- ¿Hay un compromiso desde los jóvenes para conocer qué pasó durante la dictadura?

- Sí, hay un compromiso por saber, pero no por participar. A través de programas audiovisuales, como los que hacen las Madres de Plaza de Mayo con las historias que muestran la recuperación de los jóvenes apropiados en el proceso, se puede representar todo lo que sucedió. Pero hoy es difícil pensar en muchos chicos participando y comprometidos con un ideal como en aquél entonces. Ésto es quizás por miedo a que se repitan los hechos. De todas formas, siento que con la gente que me rodea está el deseo de un marco de igualdad de oportunidades entre las personas.

- ¿Cómo ve el futuro de la democracia?

- Tiene que haber más interés por participar, saliéndose de lo individual y pensando en lo colectivo. Lo que, por supuesto, significaría más compromiso. No sólo en los partidos políticos, también agrupaciones sociales.

*Voluntaria de la Universidad Católica de Córdoba

María Victoria Bettiol *

“Falta más información”

- ¿Hay un compromiso desde los jóvenes para conocer qué pasó durante la dictadura?

- Aprecio mucho lo que hacen los que no nacieron en democracia. Actualmente se está haciendo un gran cambio, los chicos se están acercando más. De todas formas, falta más información o un contacto mayor con los jóvenes. Porque uno se cruza con chicos que no saben nada de lo que pasó o cómo se llegó a eso, lo que es totalmente nocivo para la democracia. Desde chica mis padres me hablaron del tema y por eso conozco, por eso es muy importante que quienes lo vivieron lo transmitan a los más jóvenes.

*Miembro de “HIJOS”

Vanina Sessarego *

“Deberíamos valorarla más”

- ¿Cómo ven los jóvenes a la democracia?

- Los jóvenes que vivimos en esta generación pudimos crecer en libertad, generando un espíritu crítico de lo que acontece a nuestro alrededor, expresando nuestras opiniones. Es difícil decir cómo la vemos, porque nunca vivimos una situación diferente, quizás deberíamos valorarla más.

- ¿Cómo se participa para defender la democracia?

- No importa la forma en que se participe, lo importante es que lo hagamos, que nos comprometamos con una causa y luchemos por ella, que lo hagamos con convicción, responsabilidad y entrega, hoy tenemos la posibilidad de hacerlo y debemos aprovecharlo.

- ¿Qué se conoce del período de la dictadura?

- La dictadura es un tema del que se habla mucho, de hecho se habla en nuestras casas ya que nuestros padres pasaron por ella. Considero que hay un compromiso en la sociedad para informarse, saber qué paso.

- ¿Cómo se mantiene esta democracia?

- No sé si hay una forma de mantener sana a la democracia, creo que es una construcción diaria de todos, comprometiéndonos con las problemáticas que nos rodean, concentrándonos en la acción para cambiar lo que consideramos injusto.

*Coord.“Un techo para mi país”

Guadalupe Vargas Foix*

“Para mejorar hace falta que no se bastardee la democracia”

- ¿Cómo ve la actualidad de la democracia, luego de 25 años?

- Tengo percepciones encontradas, porque los jóvenes no podemos hacer un uso pleno de la democracia y llegar, por ejemplo, a altos puestos de mando. Se usa la democracia en el gobierno actual para pagar deudas de otras épocas y queda un dejo de resentimiento. Al final, se termina haciendo democracia aplicando el autoritarismo.

Por otra parte, fuimos educados con mucha libertad y muchos generan un gran compromiso social, pero no se vive a pleno la democracia.

- ¿Este compromiso también se enfoca en conocer qué pasó durante el régimen?

- Sí. Hay jóvenes que se comprometen con la sociedad y trabajan la verdadera política, no necesariamente desde un partido. En este sentido, es una generación muy comprometida.

- ¿Qué se debe mejorar en el futuro de la democracia?

- Los que están al mando deben empezar a ejercer la democracia en su plenitud y no se la debe bastardear con cuestiones, por ejemplo, económicas. También se tienen que mejorar los sistemas de salud y de educación. Hoy tenemos una realidad social en el país que nos lleva a enfrentarnos cara a cara con problemas como las drogas.

*Psicóloga, miembro de “Asociación Nazareth”

Comentá la nota