El hijo de Moyano paró los peajes por reclamo salarial

El hijo de Moyano paró los peajes por reclamo salarial
Los trabajadores de autopistas Del Sol y Del Oeste piden un 20% de incremento en sus salarios. Las empresas hablan de "default".
Los trabajadores de los peajes de las autopistas Del Sol y Del Oeste iniciaron esta mañana una huelga en reclamo de un aumento salarial de 20 por ciento, en los peajes de la Panamericana y el Acceso Oeste. Al mismo tiempo, voceros de las concesionarias advirtieron que existe la posibilidad de un default.

La medida es motorizada por el secretario general del Sindicato Unico de Trabajadores de Peajes (SUTPA), Facundo Moyano, quien dijo a radio El Mundo que "no se puede permitir que empresas que recibieron 100 por ciento de aumentos de tarifas, no dejen que ese beneficio se refleje también en los bolsillos de sus trabajadores".

En tanto, fuentes empresarias dijeron a la agencia DyN que "la situación económico-financiera de las compañías es muy compleja y los recientes aumentos tarifarios no han otorgado una solución integral al problema central de los accesos que es la posibilidad de un default".

"Los mayores ingresos por el crecimiento del tránsito no fueron suficientes para compensar los incrementos registrados en los gastos de explotación, principalmente por haber tenido las tarifas congelas durante diez años y por el crecimiento de los costos en personal que sufrieron un aumento superior al 67% respecto al año anterior", expresaron las fuentes empresarias, para luego añadir que "las tarifas se mantuvieron congeladas durante diez años y los costos de personal se incrementaron más del 70% respecto al año anterior lo cual da como resultado empresas no rentables".

Moyano precisó que la medida se mantendrá, por ahora, hasta que concluya una audiencia que las partes mantendrán a las 12 en el Ministerio de Trabajo, y sobre la cual el sindicalista estimó que "puede llegar a haber un acuerdo".

Explicó que "el reclamo salarial viene conversándose desde hace cuatro meses y ahora llegó el momento de decir 'basta'". "No hay nada más que discutir después de cuatro meses y con empresas que recibieron aumentos de tarifas", puntualizó Moyano. Mientras las empresas ofrecieron un incremento salarial de 15 por ciento, el sindicato pide una suba del 20 por ciento.

Comentá la nota