Se hicieron obras sólo para mitigar inundaciones

Mirkin aclaró que los proyectos para solucionar de raíz el flagelo de los desbordes demandarán años de trabajo e inversiones multimillonarias. El titular de Obras Públicas dijo que la provincia está en mejores condiciones para enfrentar la época estival
Cada vez que comienza el verano y las primeras tormentas estremecen a Tucumán, un reclamo se escurre como agua por las calles: obras de infraestructura que eviten las inundaciones. Cada vez que eso ocurre, la gestión del Secretario de Obras Públicas, Oscar Mirkin, aparece en escena. Es consciente, y por ello formula una advertencia: “decirle a la gente que invertiremos $ 200 millones en obras cerca de su casa y que no habrá inundaciones es mentirle porque, si llueve más que lo usual, volveremos a tener problemas. Tucumán no está preparada para soportar una lluvia como la de enero de 2007”, se escudó, en alusión a los daños que provocó la trágica inundación del 11 de enero de aquel año.

Sin embargo, el funcionario aclaró que “la provincia está en mejores condiciones” que en aquella oportunidad”. Luego, especificó hacia dónde focalizaron sus tareas. “Hicimos muchas cosas. Pero debe entenderse con claridad que son trabajos de mitigación. No son obras que resuelvan el problema de fondo. Eso se logra con las que se quieren realizar aguas arriba”, justificó.

Mirkin explicó que las soluciones tardarán años en llegar. “Es un problema que está atado al financiamiento. Son obras multimillonarias; si contáramos con toda esa plata junta, diría que en nueve o 10 años estarían cubiertas, pero no es posible”, remarcó. En el listado de obras prioritarias de infraestructura, mencionó la sistematización de las cuencas del Río Lules, del faldeo oriental de la Sierra de San Javier, del Gastona-Medinas y la de La Posta y El Sueño.

El funcionario detalló que durante 2008 el Gobierno pudo avanzar en los proyectos ejecutivos referidos a dos cuencas: la construcción de los diques Potrero de las Tablas (en la Cuenca del río Lules) y Potrero del Clavillo (en la del Medinas). No obstante, las obras aún no fueron licitadas. Potrero de las Tablas generará un sistema de control de los usos del agua y costará unos $ 70 millones. Según Mirkin, está demorado debido a que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), entidad que financiará el trabajo, observó tres puntos del proyecto que la Provincia debe modificar. “Ya encaramos ese trabajo. En 60 días estarán listos los informes y podremos elevarlos al BID. Quisiera creer que a partir del primer trimestre de 2009, más allá de los pronósticos de mucha gente, estaremos en condiciones de anunciar que se lanzará la construcción”, auguró. Con respecto a Potrero del Clavillo, informó que en los próximos días el Gobierno firmará un convenio con la Nación, que asistirá en el financiamiento primario y en la búsqueda posterior de los fondos para la ejecución. Mirkin estimó que sólo las primeras etapas costarán alrededor de $ 600 millones y, el total, $ 1.500 millones. Se trata de una obra diseñada hace más de 30 años, pero que nunca llegó a ser ejecutada por su elevado costó. Según los especialistas, el embalse permitiría generar el triple de energía que la que producen todas las usinas hidroeléctricas del NOA, incorporar 70.000 hectáreas más a la producción agropecuaria y resolver el grave problema que año a año provocan los desbordes de los ríos Medinas y Gastona.

Pero mientras el Gobierno busca los fondos que permitirían solucionar en forma definitiva el drama de las inundaciones, las obras encaradas apuntan a mitigar sus efectos, tal como lo reconoció Mirkin. Durante 2007, por ejemplo, la Provincia invirtió $ 60 millones en el Plan Pre-lluvias: “No hemos cerrado el año aún. Pero la cifra de 2008 será superior”, afirmó. Según un informe de la repartición, se terminaron 10 proyectos y otros 124 continúan en ejecución.

El programa comprende dos tipos de trabajos. Aquellos que se realizan en el pedemonte -que es en donde comienza a manifestarse el fenómeno de las inundaciones- y los que se efectúan aguas arriba. Las tareas van desde la limpieza y el desmalezamiento de canales hasta la sistematización de cuencas. Por ejemplo, están en ejecución el encauce de los ríos Medinas, Gastona y Chirimayo, en el sur, y del río Muerto, en el oeste.

Algunas cifras

4

son las cuencas hídricas que se sistematizar en la provincia.

179

obras por $ 26 millones terminó la Dirección Provincial del Agua.

60

obras hidráulicas se concluyeron durante 2007.

10

trabajos hídricos se terminaron en 2008.

124

son los proyectos hidráulicos que están en ejecución actualmente.

$ 70 millones

costará, aproximadamente, el dique Potrero de las Tablas.

$ 600 millones

demandará sólo la primera etapa del embalse Potrero del Clavillo.

Comentá la nota