Hicieron el examen de ADN a los hijos de Noble

Hicieron el examen de ADN a los hijos de Noble
El resultado se conocerá en 45 días; duras críticas de Carlotto
Los hijos adoptivos de la directora de Clarín , Ernestina Herrera de Noble, concurrieron ayer al Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial y se sometieron a los exámenes de patrón genético que habían solicitado ellos mismos y que habían sido ordenados por la Justicia en una causa de supuesta apropiación de menores.

Marcela y Felipe Noble Herrera se presentaron a las 7.30, en Lavalle al 1400, en compañía del abogado Jorge Anzorreguy. Los estudios, cuyos resultados se conocerán dentro de 45 días, fueron realizados en la Morgue Judicial y la medida fue practicada en medio de fuertes críticas de la organización Abuelas Plaza de Mayo.

Mientras los hijos de Herrera de Noble se prestaron a un estudio en el cuerpo pericial de la Justicia, para gozar de una garantía de independencia, y los resultados se confrontarán con los datos genéticos de los querellantes -los grupos Miranda-Lanuscou y García Gualdero-, estas dos familias y Abuelas pretendían que el examen genético se hubiera realizado en el Banco Nacional de Datos Genéticos (BNDG), que funciona en el Hospital Durand y, según la ley 26.548, está en la órbita del Poder Ejecutivo.

En 2003, fueron los propios jóvenes quienes ofrecieron practicarse el estudio de histocompatibilidad, medida que en 2004 fue ordenada por el juez federal Conrado Bergesio y que quedó firme en 2007, cuando la Cámara Nacional de Casación Penal dictó un fallo que la Corte Suprema de Justicia, en 2008, se negó a revisar. Es decir, la sentencia que ordena practicar el estudio genético en el Cuerpo Médico Forense y comparar sus resultados sólo con los querellantes quedó firme y no puede ser modificada.

El fallo de Casación había establecido que el procedimiento pedido por Bergesio "armoniza los distintos derechos y garantías constitucionales" de ambas partes.

Pero si quedaba alguna duda, el lunes de la semana última, la Cámara Federal sostuvo que "conforme los principios de idoneidad (medio más indicado), necesidad (en el caso concreto), proporcionalidad (intervención mínima en función de las circunstancias), el Tribunal reitera al juez que se debe ejecutar en forma inmediata la prueba pericial genética ordenada desde el 30 de septiembre de 2004 respecto de las dos familias querellantes (García-Gualdero y Miranda-Lanuscou)".

A pesar de lo que establecieron todos esos fallos, Abuelas salió a cuestionar el examen. La presidenta de esa entidad, Estela Carlotto, anunció que la organización promoverá un pedido de juicio político al juez Bergesio, por considerar que tomó "una medida ilegal".

Carlotto calificó la medida de "política e ideológica. Es una incógnita saber qué delitos habrá detrás de este caso para que se tergiverse y se dilate todo de tal manera. Bergesio no justifica por qué se aparta de la ley".

Esta controversia, en rigor, surge en medio de una fuerte embestida del Gobierno contra el Grupo Clarín, la sanción de la ley de medios y los reiterados ataques del ex presidente Néstor Kirchner dirigió contra los directores de ese conglomerado de medios. Días atrás, la agrupación Abuelas había pedido la suspensión de la medida, pero Bergesio rechazó el pedido y los hijos de Herrera de Noble se sometieron al estudio.

"El estudio se realizó en el Cuerpo Médico Forense, conforme con las especificaciones indicadas por los fallos judiciales", dijo el abogado penalista Jorge Anzorreguy.

Comentá la nota