Hicieron una estatua del primer paciente con influenza A del mundo

Se realizó en Veracruz. Corresponde a un niño de cinco años, considerado el "paciente cero"

Una estatua con la imagen de Edgar, un niño de cinco años que enfermó de influenza A en abril pasado y que sobrevivió al mal, fue develada el domingo en su pueblo natal La Gloria, en el estado de Veracruz (este de México).

Edgar, quien estuvo en la develación de su estatua, fue considerado el "paciente cero" de la antes llamada gripe porcina en México, pero recientes investigaciones de las autoridades sanitarias encontraron casos anteriores, como el de una menor de seis meses en el estado de San Luis Potosí (norte) que enfermó en marzo pasado y sobrevivió.

"Sí, me gustó la estatua", dijo María del Carmen Hernández, madre del niño de cinco años que en abril pasado fue declarado uno de los primeros casos de la influenza.

La estatua fue descubierta por el gobernador de Veracruz, Fidel Herrera, quien a manera de broma dijo que "no hay mal que por bien no venga y como dice el dicho: virus que no mata, engorda".

México se declaró en alerta sanitaria a finales de abril y principios de mayo pasado por una epidemia de gripe A que dejó hasta el momento 163 muertos en este país, el tercero más afectado después de los Estados Unidos y la Argentina.

Comentá la nota