Hewitt ganó en Houston y mostró que sigue vivo.

El ex número uno del mundo derrotó en la final al local Wayne Odesnik y volvió a gritar campeón luego de casi tres años de sequía. Ya son 27 sus títulos.
El australiano Lleyton Hewitt, ex número uno del mundo, logró ayer su título 27 en el circuito de la ATP, tras casi tres años de sequía, al vencer en la final de Houston al norteamericano Wayne Odesnik.

Hewitt venció a Odesnik, a quien no se había enfrentado antes, por 6-2 y 7-5. Hasta ayer, el australiano sumaba 26 cetros, el último de ellos en Las Vegas 2006, según reportó la agencia alemana DPA.

"Hacía ya un tiempo (que no ganaba), así que se siente genial. Siempre es agradable volver al círculo de los ganadores. Para eso se trabaja duro, para jugar semanas así y para tener esta sensación al final", dijo Hewitt.

Por su parte, Odesnik reconoció que su primera final de ATP había tenido algo de desilusión, pero que Lleyton ganó varios títulos.

"Él es uno de los deportistas más importantes que están volviendo. Creo que su ránking es 70 ó 80, pero estuvo lesionado y si ves sus resultados cuando está en buen estado y jugando, es un jugador del top 10", agregó.

El torneo de Houston se juega sobre arcilla y está dotado de 500.000 dólares en premios.

Comentá la nota