Herrera sería el nuevo presidente radical

Herrera sería el nuevo presidente radical

El candidato impulsado por Cano se habría impuesto en la votación, pero el postulante García acusó a sus rivales de fraude electoral Según cifras preliminares, cerca del 20% de los afiliados de la Unión Cívica Radical local concurrieron a las urnas.

Los afiliados a la Unión Cívica Radical (UCR) en Tucumán fueron ayer a las urnas para renovar la conducción partidaria, en una tensa interna que generó incidentes en algunos puntos de la provincia, como Concepción.

Si bien los resultados oficiales se darán a conocer en las primeras horas de hoy, las datos preliminares que maneja cada espacio indican una tendencia a favor del candidato Julio César Herrera, de la lista Roja y Blanca, sobre el postulante Sergio Ariel García, de la lista Roja A, actual vicepresidente del centenario partido.

Quien resulte ganador sucederá, tras dos gestiones consecutivas, al actual presidente partidario, José Manuel Cano, que impulsó la nominación de Herrera.

En las bases de ambos candidatos se habló del bajo porcentual de participación. Si bien la UCR local tiene 57.728 afiliados, se estima que menos del 20% concurrió ayer a las urnas.

La nota negativa estuvo en los incidentes registrados en Concepción y en Yerba Buena, donde militantes y hasta vecinos pasaron momentos de zozobra. Incluso, desde el espacio del legislador García, vicepresidente 2° de la Cámara, se efectuaron denuncias policiales por esos hechos.

Herrera, que es secretario de Gobierno del intendente de Concepción, Roberto Sánchez, viajó a “La perla del sur” para esperar los resultados. Desde allí recibió el llamado de Cano, quien lo felicitó por considerar que ya había resultado ganador. El funcionario nacional incluso interpretó el supuesto triunfo como un respaldo a la conducción del presidente, Mauricio Macri. “El afiliado ratificó el rumbo por el que venimos bregando desde 2007. Con esto se consolida el Acuerdo para el Bicentenario para ser gobierno en 2019”, señaló. Y agregó: “algunos pretendieron plantear que estaba en debate Cambiemos, cuando la UCR nacional forma parte de Cambiemos y ese espacio esta llamado a consolidarse”.

El legislador Raúl Albarracín, afín a García, formuló una denuncia por presunto fraude electoral. “Se han detectado innumerables irregularidades en el desarrollo (de los comicios), específicamente, por actos llevados a cabo en un comedor comunitario denominado Santa Catalina, ubicado al frente de la Escuela Monseñor Ferro, ubicada barrio Municipal de Concepción”, afirmó.

La senadora Silvia Elías de Pérez, afín a la lista Roja y Blanca, desestimó esos hechos y destacó los votos recolectados por Herrera. “Tuvimos cuidados de no ofender, de no decir cosas de las cuales es difícil retornar. En la otra lista hay amigos, hay gente con la que esperamos caminar juntos”, indicó.

Según los datos extraoficiales que manejaban en el búnker de la lista Roja y Blanca, con el 75% de las mesas escrutadas Herrera se imponía por 57% a 32%. Las cifras en la base de la lista Roja A indicaban que, con el 72% de las mesas escrutadas, Herrera se imponía por 55% a 41%.

La votación determinó a la vez la elección de 15 miembros de la Junta de Gobierno, cuatro delegados al comité nacional, 10 miembros para cada una de las juntas departamentales y 80 convencionales provinciales. El esquema de reparto de cargos se dirime mediante el sistema D’Hont.

Calificó de "histórico" su triunfo

“Después de no votar desde el 99, lo que vivimos fue una fiesta”, declaró Julio César Herrera, secretario de Gobierno de Concepción y candidato de la lista Roja y Banca, después de salir de la sede de la UCR de Capital y de festejar el triunfo que el escrutinio le adjudicaba cerca de las 23. 

Calificó como un “hecho histórico” que un político del interior llegue a la presidencia del partido. “Voy a trabajar en el fortalecimiento de esta parte de la provincia, porque nos está faltando mayor fortalecimiento político”, anunció. Herrera dijo que los tiempos de que vienen son terribles. “Un Tucumán con el 40% de la población bajo la línea de pobreza y el hecho de vivir a diario el flagelo del narcotráfico”. El funcionario concepcionense aseguró que no están dispuestos a acompañar una posible reforma de la Constitución, pero sí la reforma electoral a través de leyes o de la vía judicial. 

Durante la tarde se conoció un episodio en la escuela del barrio municipal cuando, supuestamente, el presidente de mesa de la lista Roja A se negó a contar los votos. “Es un barrio populoso en el que se calcula que votaron 300 personas. Los afiliados querían saber cómo habían salido los resultados”, explicó Herrera. 

Además, hizo mención a las denuncias por fraude y pago de votos que surgieron de la lista opositora que encabezaba el legislador, Ariel García. “Lo peor que puede pasar dentro del radicalismo es que se critique y se señale a quienes están ocupando espacios institucionales”, dijo. Y agregó que tiene la esperanza de que García reflexione y que tome la decisión de si quiere formar parte de “un partido grande”.

"El doble discurso queda en evidencia"

El legislador Ariel García, candidato de la lista Roja A, expresó sensaciones encontradas tras el cierre de los comicios. Por un lado, el dirigente que culmina su mandato como vicepresidente de la UCR agradeció “a los afiliados que han participado”. “Es importante remarcar que no es una elección obligatoria”, señaló. Pese a que aún no se dio a conocer el resultado oficial del escrutinio, el actual vicepresidente 2° de la Legislatura señaló que su espacio conquistó la Juventud Radical (el postulante era su hermano, el concejalMaximiliano García), y destacó que, más allá de quien sea el vencedor, el reparto de los cuatro cargos para delegados del comité nacional será equitativo (se aplica el sistema D’Hont). García remarcó situaciones que consideró “injustificables”. “Es triste que en algunos lugares de la provincia se haya apelado a la práctica que siempre hemos denunciado desde la UCR. El enemigo de la democracia es el clientelismo, la compra de votos. No podemos dejar de lado esos hechos”, señaló, aludiendo a la denuncia de su “correligionario” Raúl Albarracín. Anticipó que, sea cual sea el resultado, podrían impugnar la votación. Advirtió incluso que en Banda del Río Salí se intentó colocar una urna “embarazada” con 30 votos, que la autoridad de mesa detectó la situación a tiempo. “A menos de un año de la elección (provincial) el doble discurso queda en evidencia: denuncian corrupción por un lado y aplican métodos de corrupción por otro; denuncian clientelismo, compra de voluntades, fraude, y aplican todo eso”, aseveró. Y agregó: “ellos creían que esto se iba a definir en una mesa de café, y no fue así. Estamos contentos con la elección”.

La vuelta a las urnas.- “Hacía unos 20 años que no había internas en el partido”, destacó el legislador, José María Canelada, y con esto relativizó la baja participación de los afiliados radicales. “La realidad es que los padrones no tienen un mecanismo de depuración que este funcionando bien. El padrón que estuvimos manejando no refleja del todo la realidad porque tenemos una cantidad de afiliados que ya fallecieron”, reconoció. Si bien la UCR tiene 57.000 afiliados, fue a votar cerca del 20%. Canelada confió en que, pese a esto, la vuelta a las internas haya servido de “germen para que la participación se vaya a ampliando”. 

Denuncia y revuelo.- El legislador Raúl Albarracín, de la lista Roja A, formuló una denuncia por presunto fraude electoral en Concepción. “Frente a la escuela Monseñor Ferro se encuentra un comedor comunitario que funciona como un búnker de la lista Roja y Blanca”, relató en el texto que envío a LA GACETA. Y señaló a Mario Menocall, empleado municipal de Concepción, y a Juan Cosmachi, tesorero el municipio, como autores de hechos “que configurarían los delitos de fraude electoral”. Más tarde, en esa escuela se desató el revuelo, según las fotografías enviadas por Albarracín (foto derecha). “El presidente de mesa (de esa escuela) procedió a anular (la mesa) y no lo dejan salir con la urna. Adentro de la escuela están el tesorero y el empleado municipal denunciados”, afirmó, vía WhatsApp, a las 21 de ayer.

Alegría doble para Silvia Elías.- Desde temprano en el búnker de la lista Roja y Blanca (Laprida al 600), la senadora Silvia Elías de Pérez iba anunciando los datos del escrutinio provisorio que le pasaban por SMS. Doble alegría para ella, porque al promediar la tarde festejó el supuesto triunfo de su hijo, Domingo Pérez, en el comité capital de la Juventud Radical. Las banderas desplegadas, los redoblantes y una seguidilla de cánticos retumbaban en la casa-búnker. Más tarde, junto a José Cano, se desplazaron hasta la sede partidaria de calle Catamarca 851. Cano aceptó tomarse “selfies” con vecinos y militantes (foto izquierda).

Expectantes.- Más allá de la tendencia negativa, en el búnker de la lista Roja A, que postuló a Ariel García, mantenían expectativas por dar vuelta el resultado definitivo. Allí, junto al candidato, estaban los legisladores Fernando Valdez y Raúl Albarracín y los jóvenes “Boina Blanca”, entre otros.

Corazón radical.- Cuando arribó a la sede de la lista Roja y Blanca, todos lo palmeaban, lo felicitaban. Walter Navarro, de 50 años y militante radical desde los 17, había sido presidente de mesa. Esa no sería una proeza si no fuera porque sufre una enfermedad que lo tiene en lista de espera para trasplante de riñón y lo obliga a dializarse todos los días. “Quería participar porque estoy esperanzado de que vamos a llegar a gobernar la provincia”, reflexionó.

Coment� la nota