Herradura presenta diferentes atractivos turísticos para toda la familia

Diferente a los tradicionales lugares turísticos del país, esta provincia ofrece a los visitantes la posibilidad de disfrutar a pleno de la naturaleza en una temporada donde el agua, la pesca, la navegación y el contacto con la flora y la fauna resulta placentero, todo ello con el compromiso de preservar el medio ambiente.
Uno de los polos turísticos es Herradura que acaba de presentar como novedad- en vísperas de la Fiesta Nacional de la Corvina a realizarse los días 29 al 31 de enero- el complejo "La Florencia" con sus primeras cinco cabañas de madera, dotadas todas ellas con aire acondicionado y distribuidas en las proximidades del riacho El Salado, a 10 kilómetros de la afamada laguna.

Patricia Arroyo, una joven empresaria, es la autora de este proyecto desarrollado en el marco de la activación económica para la expansión turística con recursos propios y un crédito otorgado por el Consejo Federal de Inversiones,

"La Florencia" se desarrolla en veintidós hectáreas totalmente rodeadas por el riacho El Salado.

Las cabañas pueden alquilarse a razón de 200 pesos por día para cuatro personas que pueden habitar allí libremente, sin que nadie los moleste y con parrilleros, utensilios, vajillas y todo el mobiliario y los componentes de un comedor artesanal.

Cuenta el lugar con piletones donde fueron sembrados pacúes que forman parte del sistema "Pesque y pague", permitiendo a los pescadores devolver las especies capturadas o cocinarlas en las ollas ideales para los chapines o para ser asadas en los parrilleros.

Tanto los piletones donde se cultivan los pacúes cuanto las cabañas llevan los nombres de amigos y familiares de Patricia a quienes manifiesta de ese modo su homenaje y cariño respetuoso.

Los alojamientos

Dos de las cabañas son de palma y paja con revestimiento de material en su interior a la que se agregan una de material y otras dos prefabricadas construidas con madera de lapacho por la industria formoseña PACEVA de la localidad de Palo Santo, propiedad de Lorenzo Vásquez.

La idea de Arroyo es conseguir que se difundan los productos de la industria forestal de la provincia que se comercializan en el sur, aunque se pretende que también llame la atención de los propios formoseños.

La próxima etapa del proyecto incluye la construcción de una pileta de natación de material.

En toda la franja ribereña jurisdiccional es posible contemplar la flora acuática única en la región, con árboles sumergidos, juncos raleados emergentes y camalotes tramados como con la mano. En El Salado y la laguna Herradura los pescadores pueden ir detrás de las corvinas de río, surubíes, pacúes o manguruyúes.

"La Florencia" ofrece, asimismo, la posibilidad de realizar caminatas sobre una superficie de aproximadamente once hectáreas habiéndose acondicionado una senda peatonal de unos cuatrocientos metros en el contexto de un espacio adaptado esencialmente para el encuentro entre el hombre y la naturaleza y donde se puede apreciar las bondades de una reserva botánica en la que conviven las más variadas especies arbóreas del monte formoseño, enamorarse de las orquídeas de monte o realizar el avistaje de centenares de especies de aves y animales silvestres, entre ellos los monos carayá.

Muy cerca

"La Florencia" se encuentra a unos 40 kilómetros de esta ciudad. Deben recorrerse 30 kilómetros hacia el Sur por la ruta nacional Nº 11 para tomar luego el desvío hacia el Oeste, rumbo al río Paraguay, a lo largo de unos por 10 kilómetros.

El acceso se encuentra a solamente cincuenta metros del puente de madera tendido sobre el riacho El Salado, a partir de donde se desvía hacia la izquierda y a unos trescientos metros, por un camino rural, se llega a "La Florencia".

Comentá la nota