Hernández: "Martín Soria sigue haciendo lo único que sabe, descalificar"

Viedma.- "En una nueva afrenta al respeto y la independencia de criterios, el joven legislador Martín Soria volvió a lanzar cuanta descalificación se le cruce por la cabeza tras su bochornosa puesta en escena durante la reunión del Consejo de la Magistratura", sostuvo hoy el secretario de Coordinación, Aníbal Hernández, tras conocer las últimas declaraciones del parlamentario del PJ .
Sostuvo en tal sentido que "sin respetar los mínimos preceptos democráticos y mucho menos la independencia de Poderes, el legislador Soria no tiene el mínimo empacho en decir cualquier barbaridad de un juez del Superior Tribunal de Justicia, como ya lo ha hecho con la figura del gobernador Miguel Saiz o cualquier otra persona que no esté dentro de su pequeño círculo de pensamiento, el que comparte con figuras harto conocidas justamente por no ser ejemplos de la tolerancia".

"Luego de montar una escena a la cual su entorno nos tiene acostumbrados, este joven de escaso recorrido en la política se dedicó a descalificar al juez del Superior Tribunal de Justicia, Luis Lutz, sin siquiera ponerse colorado. Se olvida tal vez el legislador que cuando todavía ni soñaba con la política, el Dr. Lutz ya había dado acabadas muestras de su hombría de bien y sus cualidades personales, demostrando una verdadera conducta intachable. Tal vez Soria desconozca lo que significan tales atribuciones, sobre todo si tenemos en cuenta en la forma en que acostumbra a manejarse: el insulto y la prepotencia", indicó Hernández.

Asimismo, el secretario de Coordinación remarcó que "lamentablemente, el legislador y su círculo se han acostumbrado a decir cualquier cosa, cualquier acusación o cualquier insulto sin que nadie haga algo al respecto. Seguramente las personas de bien le dejamos pasar estas actitudes para no bajar al nivel de confrontación que ellos proponen, pero en algún momento debe haber un freno a este descontrol verborrágico.

Ya lo hizo con las listas de becados, con las que quisieron ensuciar a cuanta persona recibía un beneficio, sin importarles absolutamente nada, accionar que les generó incluso el rechazo de muchos de los propios justicialistas. Hace pocos días, su padre atacó nuevamente a la prensa, tratando de defenestrar a los periodistas que podrían llegar a hacerle una pregunta incómoda. También lo hicieron con los viedmenses en su momento, diciendo que eran tontos por votar al radicalismo; lo hicieron con sus ex socios electorales. En definitiva. Lo hacen con todos".

"A esta altura, sólo me permito aconsejarle que antes de seguir hablando de los demás, mire hacia sus propias miserias, porque la historia poco lo acompaña", indicó finalmente.

Comentá la nota