Hernández dice que renunciará al cargo y abandonará la política

La jefa comunal santamariana dijo que no está prófuga, y que se presentará ante la Justicia cuando pueda recuperarse de problemas de salud.

Luego de sufrir diversas embestidas del Concejo Deliberante -primero la suspendió y luego la destituyó-, y con un pedido de detención librado por la Justicia que la investiga por el manejo de fondos de las regalías mineras, la intendenta de San José (Santa María), Mónica Hernández, aseguró que se alejará del cargo, y luego abandonará la política, a raíz de los problemas de salud que la aquejarían. Aunque restó legitimidad al trámite de destitución, que catapultó al sillón municipal al concejal Pedro Lagoria, Hernández dijo que solicitará una licencia por tratamiento médico, y después renunciará. "Esta situación no solo me está afectando a mí, sino a toda mi familia", dijo a EL ANCASTI.

Prófuga de la Justicia desde la semana pasada, la jefa comunal kirchnerista dijo que no se encuentra en Catamarca, y que se presentará ante la fiscalía que la investiga por los supuestos delitos de malversación de caudales públicos y estafa en concurso real, después que se someta a tratamientos médicos, y sus abogados puedan acceder a expedientes que aún no pueden obtener.

Volvió a decir que es víctima de una "persecución" política e institucional.

"No soy la única intendenta que tiene problemas administrativos con las regalías mineras. ¿Cuántos de mis pares no hay ocupado plata de las regalías? Tengo conocimiento que son muchos, y no sé que hayan sido tan cuestionados", consideró.

Negó malversación de fondos que recibió, y dijo que "las obras están hechas".

Aseguró que "el Tribunal de Cuentas se llevó documentación del municipio que no devolvió. Y no podemos hacer los descargos que este organismo pide, porque sus propios funcionarios no regresaron lo que se llevaron".

Cuestionó que "nunca tuvimos acceso a las auditorías del Tribunal", sobre las cuales se realizaron las avanzadas del Concejo.

Dijo que "con toda esta persecución que estoy viviendo, y al saber cómo se maneja la política en Catamarca, no tengo ganas de seguir en esto".

"Tengo ganas de irme de la política, y no volver siquiera a votar. Creo que le diría a mis hijos que la democracia en Argentina no funciona", finalizó.

Sin críticas al ministro Silva

Lejos de las polémicas declaraciones que hizo días atrás, Hernández le bajó el tono a los cuestionamientos contra el titular de Gobierno de la Provincia, Javier Silva.

La jefa comunal había acusado al ministro político de tráfico de influencias, al revelarse que contrató a dos de sus ex socios en un estudio jurídico para que ejerzan su defensa.

Ayer, reconoció que "en algún momento, quizás con algo de rencor, me fui de boca, y hablé mal del ministro, cuando se merece todo mi respeto. Pero quiero que comprendan la situación en la que me encontraba, en un momento desesperado, cuando todo el mundo me atacaba como si fuese la mala de la película, sin reconocer lo que hice por San José", afirmó.

Comentá la nota