Hermetismo en el oficialismo de cara a las legislativas en Miramar

La lista de concejales del Frente para la Victoria se conocería recién un par de días previos a la fecha límite del 8 de mayo. Los referentes de la oposición ya confirmaron a sus candidatos.

Pese a que el intendente Patricio Hogan tendría definido quienes serán sus candidatos a concejales para las próximas elecciones legislativas del 28 de junio, algunas fuentes declararon a LA CAPITAL que esperaría hasta la primera semana de mayo para dar a conocer el público la lista.

En su momento, el jefe comunal manifestó que "se tomaría el tiempo necesario para encontrar las mejores opciones" y parece ser que cumplirá, mientras espera el lunes la llegada a Miramar del ministro de Planificación de la Nación, Julio De Vido.

Este último tiempo de gestión Hogan fue muy importante, especialmente en cuanto a la obra pública en el distrito, una de ellas en pleno desarrollo como la Planta de Efluentes Cloacales y otras dos, como la Terminal de Omnibus y el Polideportivo, próximas a ponerse en marcha.

Saber si el electorado tendrá en cuenta esto a la hora de ir a las urnas es difícil de comprobar aunque la realidad marca que son objetivos anhelados por la comunidad durante muchos años y la repercusión fue por demás positiva.

En cuanto a la oposición, el panorama de campaña es distinto. La Unión Cívica Radical, ya tiene sus nombre definidos, el carismático y ex candidato a intendente en 2007, Pedro Boccanera, quien estará acompañado por el hombre del Rapaca, Javier Caraballo. Si bien hay aires de optimismo, la confusa situación que todavía se vive por las acusaciones de irregularidades en las internas, entre el actual senador por General Alvarado, Enrique Honores y el jefe de Gabinete tandilense, Carlos Fernández, acalló un poco los discursos las últimas horas y habrá que esperar lo que resuelva la justicia.

Boccanera, con experiencia en el Concejo Deliberante, será la voz cantante del radicalismo, ese mismo político que caminó la ciudad y puerta a puerta visitó a un gran número de vecinos cuando se postuló a jefe comunal. En tanto Caraballo, identificado con los Radicales para el Cambio, irá por primera vez como candidato en una lista unificada que deberá contar con propuestas confiables para hacerle frente al domino del oficialismo.

Desde la vereda de enfrente, sabida es la rotura que sufrió el bloque del Frente para la Victoria hace no mucho tiempo y el ruido que provocó la renuncia del hasta ese momento presidente, Sergio Tilaro, quien se autodenominó como "La Voz del Pueblo".

Hace algunas semanas comenzó su campaña como referente del Peronismo Disidente, según dicen con el apoyo de Gerónimo Venegas, quien a su vez se alineó con Felipe Solá en la provincia.

Junto al propio Tilaro estarán referentes locales de la Unión Argentina de Trabajadores Rurales y Estibadores (Uatre).

En tanto, otro ex postulante a jefe comunal, en este caso Mauricio Besteiro, líder de la Unión Vecinal de General Alvarado (Invega), a quien se lo relacionó en un supuesto frente junto al radicalismo debido a una serie de acciones políticas en conjunto, confirmó que no se presentará como candidato.

Por último, habrá que esperar si hay anuncios desde la Coalición Cívica y el Socialismo, fuerzas políticas que por su actualidad en el ámbito local no tendrán demasiada incidencia en los números finales.

Presentaron una denuncia

penal por fraude en La Costa

DOLORES (Corresponsal)- Carlos Fernández, candidato a senador provincial en la interna de la UCR realizadas el pasado domingo, presentó una denuncia penal por presuntas irregularidades cometidas en el Partido de la Costa. La denuncia fue presentada ante la UFI 2 del doctor Roberto Miglio Salmo por parte del abogado patrocinante Rafael Peñoñori, y se refiere a la posible comisión del "delito de falsificación ideológica de instrumento público con la finalidad de realizar fraude electoral".

Según los hechos narrados por Fernández, "teniendo en cuenta los antecedentes de irregularidades denunciados reiteradamente en anteriores elecciones internas realizadas en el distrito electoral del Partido de la Costa, (…) el sábado 18 de abril concurrió al distrito una delegación de 30 personas de la ciudad de Tandil a fiscalizar el escrutinio electoral", que el día de la elección se distribuyeron en las nueve escuelas informadas por escrito por la Junta Electoral.

De los nueve establecimientos señalados como habilitados para el comicio, en cinco no se registraba a las 8 de la mañana del domingo ningún tipo de actividad, pues se encontraban absolutamente cerrados.

Por eso, y "ante la sospecha de que se había cambiado el lugar del comicio, sin aviso de ninguna naturaleza, los fiscales salieron a recorrerá cada una de las localidades del Partido de la Costa, buscando lugares donde se podría haber constituido el acto comicial".

En dos escuelas que no figuraban en la lista que inicialmente habría remitido la Junta Electoral, para las 8.45 ya habían votado alrededor de 120 personas por mesa, "lo que resultaba altamente sospechoso y extraño en virtud del poco tiempo transcurrido y el nulo movimiento existente". En una de ellas, de San Clemente, entre la hora en que se hicieron presentes los fiscales de la lista de Fernández y las 18, hora de cierre del acto electoral, sólo se sumaron nueve votantes más.

Pero aún más, señala la denuncia: "Al abrir las mesas se encontraron con 354 votos emitidos, lo que marca una clara irregularidad y la sospecha de la comisión de delito, agravado por el hecho de no existir planilla de registro de firmas por los votantes".

En otra escuela de Santa Teresita, a las 9.30 cuando llegaron los fiscales, se les manifestó que habrían votado unas 30 personas, pero cuando abrieron las urnas, se encontraron con 350 votos emitidos.

Finalmente, el pasado martes, indica Fernández, "he tomado conocimiento de que habrían existido otras cuatro mesas ubicadas en la localidad de Mar de Ajó en las que se habrían emitido otros 566 votos en un establecimiento educativo que nunca fue informado como lugar de votación por parte de la Junta Electoral".

Comentá la nota