Hermes Binner : "Copiar el modelo de Chávez sería un retroceso del país muy grande"

Hermes Binner : "Copiar el modelo de Chávez sería un retroceso del país muy grande"
El gobernador de Santa Fe, Hermes Binner, cuestiona el hegemonismo oficial, advierte sobre la inseguridad jurídica en el país y dice que el Gobierno debería usar los fondos de la Anses para pagarle a los jubilados.
Basta con leer entrelíneas a Hermes Binner para saber que este santafesino, socialista, médico anestesiólogo, nacido en la pujante ciudad de Rafaela y descendiente de suizos es perfectamente consciente de que del veredicto de las urnas provinciales dependerán, en buena medida, sus chances de convertirse en 2011 en el candidato presidencial de un espacio -el progresista-, cuyo liderazgo está aún en disputa. Lo de leerlo entrelíneas no es caprichoso. Es que el gobernador de Santa Fe es un hombre escueto en sus palabras y poco afecto a las definiciones políticas estridentes, aquellas que por su impacto saltan sin remedio a la primera plana de los diarios. Ése, sencillamente, no es su estilo.

Como buen tiempista que se precie, Binner se siente "casi" un incomprendido cuando escucha una y otra vez la pregunta obvia: si será o no candidato en la próxima elección presidencial. "Hablar de 2011 es entorpecer el plan de afianzamiento de nuestra propuesta en Santa Fe", responde. Y de allí no se mueve.

Quizá guiado por la máxima que asegura que "los últimos serán los primeros", prefiere, por ahora, concentrar sus esfuerzos en apuntalar a su candidato, Rubén Giustiniani, que aspira a renovar su banca en el Senado de la Nación el próximo domingo 28. Sabe que en esa contienda -que tiene a Carlos Reutemann como el rival peronista del Frente Progresista- se juega, de algún modo, su propio su futuro político.

En un alto de la campaña santafesina, Binner visitó la redacción de El Cronista para conversar con Weekend. Siempre mesurado en sus conceptos, no se privó, sin embargo, de cuestionar a la Casa Rosada por su falta de apego al "diálogo" y la ausencia de reglas de juego claras en el país que faciliten la inversión.

"Sería un retroceso del país muy grande", concedió, cuando se le preguntó si comparte el temor empresario a que los Kirchner emprendan en la Argentina una aventura estatizadora "a lo Chávez" si triunfan el 28.

z Santa Fe es uno de los distritos más reñidos de cara al 28. ¿Cómo ve el panorama en el tramo final de la campaña?

-Con mucho optimismo porque hay una valoración de los santafesinos del cambio que ha significado este año y medio de gobierno en relación a los gobiernos anteriores. Hay un cambio palpable que se nota en la calle.

z Usted ha jugado muy fuerte en la campaña. Reutemann ha denunciado campaña sucia y dice que teme que le roben la elección...

-Ellos cuestionan...Nuestra posición ha sido de participación activa porque es el momento donde la población elige a sus representantes. Son momentos en que hay que aprovechar para fortalecer las ideas que uno tiene. Además, hay que aclarar que ésta es una elección nacional. Entonces está garantizada por el Estado nacional.

z ¿Está preocupado Reutemann por el resultado del 28?

- Obviamente. Pero nuestra visión de esta campaña es que es una campaña limpia, tranquila, sin agravios. Lo que formulamos es la necesidad de que cada uno se haga cargo de su historia.

z ¿Usted sostiene que hay un pacto secreto entre Kirchner y Reutemann en esta elección?

-Creo que las cosas a ese nivel están rosas. No están claras. Lo importante es qué se juega en estas elecciones: o miramos hacia atrás -y lo que ha hecho cada uno lo podemos verificar-, o miramos hacia adelante. Mirar hacia adelante significa que en este año y medio de gobierno en la provincia hay cambios que son testimonio de un tiempo nuevo.Y también hay resultados.

z Reutemann y Giustiniani coinciden en su defensa del campo. ¿En qué se diferencian?

-Se diferencian por el modelo que llevamos adelante. Santa Fe es la única provincia argentina que tiene un proyecto para el campo que son los 10 puntos que se dejaron en la mesa de la Presidenta. Desde el 8 de marzo de 2008 venimos planteando la necesidad de que el Gobierno escuche al campo. Planteamos también la necesidad de buscar una salida ante la crisis y liberar por 180 días las retenciones para movilizar a la economía.

z ¿Qué les respondió la Presidenta?

- Nos dijo: "Si nos traen una alternativa para que no se desfinancie la Nación con la pérdida de lo que recauda por retenciones voy a considerar la posibilidad de cambiarlo". Tardamos tres meses en elaborar una propuesta para obtener los recursos que suplantaran a las retenciones. No tuvimos respuesta.

z ¿Cómo está hoy la relación con la Rosada? ¿Llegan los fondos a la Provincia?

- Tenemos los recursos automáticos de la coparticipación, pero tenemos unos reclamos que tienen que ver con pactos que se firmaron en la época de Reutemann, de los cuales hoy Santa Fe vive una quita muy importante. En 2008 Santa Fe aportó 2142 millones de pesos para sustentar la Anses. Hoy la Anses es superavitaria. Con esa cifra se podrían haber hecho 20 hospitales de altísima complejidad. Lo mismo con la caja de jubilaciones que al no ser transferida debieran venir los fondos para que se mantenga y no ocurre.

z Más allá de estas cuestiones, a usted siempre se lo ha criticado por tener una posición ambivalente frente a la Rosada. ¿Dónde se para hoy Hermes Binner?

- En absoluto. Nuestra posición es muy clara. Hemos avalado todas las cuestiones que nos parecían positivas y rechazado las negativas. Nos pareció excelente la renovación de la Corte y un retraso haber logrado un Consejo de la Magistratura restringido que hoy vemos las consecuencias ante la Justicia. Siempre hemos tenido una posición independiente y apoyado lo positivo.

z Han apoyado medidas polémicas como la estatización de las AFJP. ¿Se arrepiente?

- La estatización de las AFJP es un viejo proyecto que nosotros sustentamos desde que se crearon las AFJP. Como diputado nacional presenté tres proyectos vinculados a las jubilaciones: el primero para cumplir con el artículo 14 bis que habla de la igualdad de la percepción jubilatoria con lo que significa el salario; el segundo para que se permitiera pasar de una AFJP al sistema de reparto; y el tercero, la intangibilidad de los fondos jubilatorios.

z ¿Cómo ve el uso de esos fondos? ¿Le parece correcto que la Anses intervenga en los directorios de las empresas privadas?

- Conceptualmente hay un hecho erróneo porque se considera a los fondos de las Anses como un fondo de los trabajadores y en realidad son aportes para las jubilaciones y es un fondo de los jubilados. Lo que debiera hacer el Estado es utilizar estos fondos para pagar lo que le corresponde a los jubilados como dice la Constitución.

z ¿Qué piensa del temor empresario a que Kirchner copie el modelo estatizador de Chávez?

- Sería un retroceso del país muy grande. Vivimos en una economía de mercado y lo que hay que acomodar es la relación entre lo público y lo privado. Esa relación tiene que sustentarse en la seguridad jurídica. De lo contrario, las situaciones deseables de inversión pasan a ser deseo, no realidad.

z ¿No hay seguridad jurídica en la Argentina?

- Lo dicen todos los empresarios. Creo que ese es un punto muy débil para nuestro crecimiento y desarrollo económico.

z ¿Argentina puede convertise en una Venezuela?

- Pienso que no porque son países diferentes. Conozco Venezuela y es un país fragmentado donde hay una economía dominante que es la del petróleo. Nosotros tenemos una diversidad económica muy grande y esto es una fortaleza argentina.

z ¿Cuál es su principal crítica al gobierno de Cristina?

- La falta de diálogo. Lo contrario al diálogo y al consenso es el hegemonismo. Y todos los hegemonismos pueden comenzar bien, pero invariablemente todos terminan mal.

z ¿Será capaz de abrirse al diálogo el Gobierno si pierde la mayoría en el Congreso?

- El diálogo es importante. En Santa Fe, la cámara de senadores está dominada por el PJ. Pero no hay ninguna ley trascendente para los santafesinos que haya dejado de apoyarse.

z ¿El ciclo kirchnerista se termina en 2011?

- Todos tenemos nuestro ciclo. Creemos que hay una gran debilidad en la comprensión de lo que significa el campo, la ruralidad como concepción integradora de una economía y una sociedad que se ve en Santa Fe.

z ¿Cómo sigue el conflicto con el campo después del 28?

- Uno quiere imaginar cosas buenas y eso sería darle la posibilidad al campo para que produzca. Hay que soltarle el freno al campo.

z ¿Su decisión de jugar fuerte en la campaña tiene que ver con su proyección a 2011?

- Son cosas distintas. No hemos dejado un solo día de gobernar la provincia. En los actos de campaña uno no puede dejar de decirle a la población que no es lo mismo votar hacia atrás o hacia adelante. Lo que se ha logrado en la provincia en este año y medio necesita tener un respaldo en el Congreso. Tener en el Senado senadores que defiendan los intereses de la provincia, no solo que voten contra la 125.

z Pero su nombre está en la grilla de presidenciales...

- Sí, pero nosotros creemos que tenemos que construir un proyecto de Nación y ese proyecto no se logra con una persona, dos o tres; se logra involucrando a los que producen, a los que trabajan, a la gente de la cultura, a todos. Tenemos que tener una mirada abarcativa de una Nación plural y que tenga un destino. Lo hemos logrado en Santa Fe con el plan estratégico: nos llevó un año construirlo y tiene que ver con una provincia a 20 años.

z En su espacio hay otras dos figuras con chapa de presidenciables: Cobos y Carrió. ¿Cómo se va a resolver?

- Por más que seamos las tres personas que usted nombró directores de orquesta, sino logran hacer entrar a tiempo cada una de las partes de la orquesta, las cosas no van a funcionar. Hoy vemos que la lucha política por un espacio se reduce muchísimo a criterios muy personales, lo cual no es malo, pero muchas veces son planteados en forma excluyente.

z ¿Esa es una crítica a Carrió ?

- No quisiera entrar...Ella me parece una persona muy valiente y muy necesaria.

z Cuando definirá si es candidato en 2011?

- Hoy tenemos un compromiso muy grande con Santa Fe. Hablar de 2011 es entorpecer el plan de afianzamiento de nuestra propuesta.

Comentá la nota