Herencia de AFJP: Anses tiene $ 115.865 millones

Herencia de AFJP: Anses tiene $ 115.865 millones
Más del 60% de las inversiones están prestadas al tesoro. En el semestre la cartera aumentó $ 13.000 millones
Con los recursos que heredó de las AFJP, la ANSES consiguió incrementar su cartera de inversiones en $ 13.000 millones desde el 5 de diciembre de 2008 al 30 de junio de 2009. Así consta en el informe que el organismo repartió el martes a los integrantes del flamante Consejo de Control del Fondo de Garantía de Sustentabilidad (FGS).

El trabajo, al que accedió Ámbito Financiero, destaca que la mejora en la rentabilidad se debió a la tenencia de bonos y acciones en cartera. Claro que, en realidad, se trata de activos que prácticamente en su totalidad habían sido adquiridos por los fondos de pensión antes de su nacionalización. Gracias a esta mejora patrimonial, el total de activos del FGS se eleva a $ 115.865 millones.

Diego Bossio, titular de la ANSES, precisó en aquella reunión que más del 60% del FGS (unos $ 70.000 millones) se encuentran destinados a préstamos al Tesoro nacional, principalmente en títulos públicos. Asimismo, valoró que los fondos obtenidos por las ventas de activos externos, antes en posesión de las AFJP, fueron aplicados a «inversiones productivas» que actualmente ascienden a $ 6.400 millones.

A continuación se detallan los puntos principales del informe presentado ante banqueros, empresarios, legisladores y sindicalistas que integrarán el Consejo de Control.

El FGS financió en forma neta al Tesoro nacional por $ 4.473 millones. Los cupones de deuda pública, en concepto de amortización e intereses, ascendieron a $ 9.578 millones.

Los títulos emitidos por entes estatales llegan a $ 586 millones y constituyen el 0,51% del FGS.

Los funcionarios justificaron estas operaciones de financiamiento al sector público, de las cuales formó parte el canje de los préstamos garantizados, en la necesidad de ayudar a despejar el horizonte de vencimientos del Tesoro para reducir la percepción de riesgo soberano de los inversores privados.

«La mejora del perfil de deuda se reflejó en una mejora de la cotización de los bonos de deuda soberana y una caída de la percepción de riesgo de default, lo que impacta positivamente en la economía real y aumenta el valor del FGS, ya que esos títulos constituyen su mayor tenencia», señala el informe.

Son $ 6.400 millones los aplicados a proyectos productivos y de infraestructura (porción que incluye también los fondos para incentivos a la industria automotriz), lo que significa el 5,5% de la cartera del FGS.

Además, dispone de $ 9.800 millones en plazos fijos (8,49%), $ 13.950 millones en acciones (12%), $ 2.300 millones en obligaciones negociables, $ 4.000 millones en fondos comunes de inversión (3,5%) y $ 2.375 millones en fideicomisos financieros estructurados (2%).

La cartera en manos de las ex AFJP sumaba $ 80.000 millones al 5 de diciembre de 2008. Al 15 de julio pasado llegaba a $ 94.000 millones, con un aumento del 17,3%.

Entre estos fondos, registraron un significativo incremento los destinados a créditos públicos: pasaron de $ 47.000 millones a $ 55.000 millones, esto es, un 17% más. Los depósitos en bancos subieron el 49% a $ 5.100 millones. Las obligaciones negociables y acciones crecieron el 47% y el 26%, respectivamente.

La porción destinada a proyectos productivos o infraestructura sumó un 772%, a $ 4.600 millones. Como contraparte de ello, las inversiones en acciones extranjeras se redujeron en el 45% y aquellas en fondos comunes de inversión de activos extranjeros bajaron el 13%.

Comentá la nota