Las Heras: Fallecio un piquetero en un hecho policial

Uno de los desocupados que pedía trabajo a Repsol YPF murió ayer, y sus compañeros acusan a la policía.
Sin embargo, el parte oficial habla de un enfrentamiento por razones totalmente ajenas al conflicto. Estaba citado por una causa de robo. En un enfrentamiento con la policía había dejado de existir Jaime Antonio Vargas (50), ex boxeador comodorense, alias Popeye, en un enfrentamiento policial, hoy brindamos más datos del fatal desenlace.

Popeye Vargas, desde hace varios años mantenía un frondoso prontuario en la provincia de Santa Cruz. En el 2006 el Tribunal Oral lo encontró culpable de delito de hurto reiterado, tenencia ilegal de armas de fuego, el hecho más resonante es el ocurrido el 18 de noviembre de 2001 cuando ingresó al patio de una vivienda ubicada en la calle Alem de Las Heras y sustrajo dos bicicleta, además según fuentes extraoficiales se pudo establecer que el 26 de abril de 2001, ingresó en un taller de electricidad del barrio Perón de la misma localidad, de donde se alzó con una bicicleta y una amoladora.

En tanto, a raíz de un allanamiento en su morada, el 30 de junio de 2004, fue encontrada en poder del mismo un arma de fuego marca Rubí extra, calibre 38.

Por el hecho acontecido, el ex boxeador había sido condenado a 8 meses de prisión. Fuentes cercanas a la investigación detallaron que Jaime Vargas estaba acusado de un robo cometido en un comercio local en los últimos días de donde había sustraído veinte cajas conteniendo productos de librería.

"Popeye" Vargas contaba con graves antecedentes policiales y el más trascendente fue el cometido hace más de un año, cuando en un procedimiento similar le hallaron un arma de fuego calibre 38.

En esa oportunidad, Vargas había amenazado a un hombre con el revólver, había producido lesiones a otra persona y en ese operativo logró ser reducido por los efectivos policiales.

El martes pasado, "Popeye" Vargas, luego de que personal policial se hubiera acercado a su morada ubicada en Ramón Mejía entre Sarmiento y Ameghino, en la ex estación de ferrocarril, en la localidad de Las Heras, por una orden de allanamiento, en la causa Antecao-Rute Ramón s/denuncia robo, dispuesta por el Juzgado Penal de la misma localidad, mantuvo un enfrentamientos con efectivos policiales de Las Heras en horas de la tarde.

Mediante datos recabados, se pudo saber que Vargas, quien fuera anoticiado de dicho allanamiento, en primera instancia accedió al desarrollo de la misma, pero pasado unos minutos Popeye Vargas cambia de actitud, adoptando una manera hostil y soltando canes de su propiedad y que uno de ellos mordió al oficial a cargo del procedimiento.

Vargas ingresó a su domicilio para luego salir portando arma blanca esgrimiéndola contra los efectivos policiales, quien ante la presencia de los efectivos extrajo una Itaka (un arma de fuego de grueso calibre) y comenzó a replegar a la comisión policial, ante el refuerzo policial solicitado el oficial a cargo pide a Vargas que deponga su actitud a lo que este responde con disparos, impactando algunos perdigones en contextura física del oficial, quien únicamente resultó con lesiones leves.

Fuentes cercanas a la investigación aseguraron que el enfrentamiento entre Vargas y la policía se prolongó por varios minutos, por lo que se procedió a cercar el área.

Ante la seguidilla de disparos dirigidos a todos lados y temiendo por la integridad física de terceros y del propio personal policial, estos efectúan un disparo que impacta en parte delantera de su pierna izquierda, por lo que este entra en la casilla y continúa con los disparos.

Se estima que más de diez efectivos policiales llegaron al lugar y lograron abatir a "Popeye" Vargas, quien se estima que además de la Itaka, empleó otro tipo de armas para intimidar a los efectivos.

Fuentes cercanas a la investigación señalaron que el oficial principal de la comisaría Primera, identificado como Perea que estaba a cargo del procedimiento, habría recibido un impacto de bala en la pierna, por lo que fue trasladado al Hospital de Las Heras y hasta el mismo martes se recuperaba del impacto y las esquirlas recibidas y su vida no corría peligro.

Transcurridos cuarenta minutos, según información policial, insistiendo los efectivos policiales de que Vargas deponga su actitud, este sale de la casilla y cae al suelo, por lo que efectivos policiales aprovechan esta situación para la aprensión del mismo reduciéndolo ya que seguía aún con actos agresivos.

Popeye Vargas es trasladado al nosocomio local por la herida en la pierna y a las 15:30 luego de que se desarrollasen maniobras de respiración por un paro cardiorrespiratorio, sin obtener resultados el médico que lo asistió declaró el óbito.

Comentá la nota