Henry: "Sí, fue mano, pero lo más importante es que vamos al Mundial"

El delantero francés no se mostró arrepentido por la jugada que derivó en el gol ante Irlanda, que le dio la clasificación a su país. "Yo no soy el árbitro", sentenció. Y agregó: "La dificultad hace que disfrute más todo".
Si alguien esperaba encontrar arrepentimiento en Thierry Henry por la flagrante mano que cometió en el gol de Francia contra Irlanda, tendrá que armarse de paciencia. El delantero del Barcelona, criticado hasta en su propio país por la jugada que recorrió el mundo, reconoció que acomodó la pelota con el brazo y aseguró que eso no cambia en lo más mínimo su felicidad por haber conseguido el pase a Sudáfrica.

"Cuando me llega la pelota, yo estoy rodeado por dos irlandeses. La pelota rebota, me da en la mano, el árbitro no sanciona nada y yo sigo jugando. Pero sí, seguro que fue mano", afirmó Henry luego del partido que terminó igualado 1 a 1 en tiempo suplementario por el gol ilegítimo de Gallas.

"Yo no soy el árbitro", remarcó Henry ante una nueva consulta periodística. Y acerca de si todo lo que se generó disminuye su alegría por la clasificación, lo negó rotundamente. "Para nada se altera mi felicidad. Estamos clasificados. Y el hecho de que haya sido difícil hace que lo valoremos todavía más".

La jugada de Henry motivó un debate ético tanto en el mundillo futbolero que incluyó también a su país. En Irlanda, además del pedido oficial para que el partido se vuelva a jugar, el ex futbolista Tony Cascarino no dudó en calificar a Henry como "un tramposo y un farsante".

Comentá la nota