"Hemos trabajado para ordenar el desastre financiero que heredamos"

El jefe comunal habló de su medio mandato. Dice que el gran logro de su gestión es haber equilibrado las cuentas comunales. Asegura que en 2010 se vienen las obras. Achaca a su vice, Carlos Vicente, irresponsabilidad en el Concejo Deliberante. Culpa a Luis Juez por entregarle una ciudad ingobernable y dice que es kirchnerista por afinidad alfonsinista.

LA ECONOMIA

- Llegó a la mitad de su gestión. ¿Algo ha cambiado desde que asumió?

- Me ha tocado gobernar en años de crisis global, provincial y municipal. Argentina no es la misma en el período 2003-2007 que en estos últimos dos años. Pero algunas cosas cambiaron. Recibimos una Municipalidad donde el impacto de lo que se llevan los salarios con respecto a los ingresos era muy alto. En 2007 esa relación fue del 70%, pero este año cerramos en 60%. Diez puntos significan nada menos que entre 140 y 150 millones de pesos que pasaron de la cuenta de salarios a la cuenta de servicios. Sin eso ni siquiera habríamos podido cubrir el funcionamiento mínimo de la ciudad.

- ¿Dice entonces que sus logros fueron financieros?

- Hubo y hay un esfuerzo enorme en términos de ajustar las finanzas. No se ven las obras que cuando asumí hubiera soñado y que la ciudad necesita. Estos tiempos han sido tiempos de austeridad, trabajamos para poner en orden el desastre financiero que heredamos. Hacerle entender eso al Suoem fue difícil. Y para colmo, fue un año de mala recaudación. Así que todo costó el doble. Por eso digo siempre que no era lo mismo poner en caja la deuda que se recibió de Kammerath con un chorro de plata que entraba todos los meses, que ordenar ahora, con una merma galopante de ingresos, el desequilibrio producto de los excesos de Luis Juez en su intendencia. Todo fue posible por el apoyo de la gente en este año lamentablemente conflictivo. Aspiro a que 2010 sea pacífico y con muchas obras.

- Sin embargo, aún la deuda municipal preocupa, no tanto por su magnitud cuanto por su corto plazo. ¿Van a utilizar algún instrumento financiero para el pago a proveedores?

- No estamos pensando en eso. Lo que vamos a instrumentar es una política de financiamiento con cheques diferidos. Limitada, acotada, pero que permite dos cosas: ganar tiempo y bajar costos. Al darle previsibilidad al proveedor, éste no carga en los presupuestos el elemento financiero. Si uno compra a 30, 60 o 90 días, siempre tiene mejores precios que cuando el proveedor no sabe cuándo le vas a pagar. Y eso funciona hasta para contratar pautas en los medios. Por eso la idea es implementar el cheque a fecha.

- Otra gran carga son créditos tomados años anteriores...

- Las deudas bancarias y la deuda con Cliba, que tenemos pagada el 80%, ya se han solucionado. Nos queda lo que usted dice, la deuda con proveedores. Toda la deuda de obras que hizo Juez, por ejemplo los nudos viales y el pavimento no pagó un solo peso. Se empezó a pagar este año. Son casi 70 millones de pesos a cancelar en más de 7 años. Pero no son acuciantes.

CONCEJO DELIBERANTE Y EL VICEINTENDENTE

- ¿Qué balance hace de este año legislativo, donde comenzó con un edil y terminó con 5 y con un acuerdo de 19?

- Arrancamos muy mal y hoy estamos mucho mejor. Ha habido un acuerdo institucional de bloques que permitió sacar muchos temas. Eso no significa que haya un megaarmado oficialista que trabaje para el intendente, ni mucho menos. Los bloques de la Unión Cívica Radical, Unión por Córdoba, el de Olga Riutort y el independiente Fernando Masucci se han puesto de acuerdo para trabajar por la ciudad, y con una gran cuota de responsabilidad cívica. Quien quiera ser intendente en 2011 se tiene que mentalizar que ésta tiene que ser una buena gestión, y que no puede obstaculizar permanentemente nuestra labor. Si me tienen que criticar me critican, pero hay temas necesarios que no pueden esperar por las mezquindades políticas. Y lo digo por el juecismo.

- Pero el Frente Cívico y el vicentismo aprobaron el presupuesto...

- Sin presupuesto se puede funcionar lo mismo. Alfonsín funcionó 5 años sin que le aprueben el presupuesto. No es un gesto del Frente Cívico aprobar el presupuesto. Salen con el verso de que eso es apoyo a la gestión. Cajonearon miles de proyectos, y ni siquiera aprobaron el aumento de cospel como en 2007. Eso es ser vivo. Ellos intentaron poner palos en la rueda.

- Habla de cierta desestabilización. ¿Qué conversa sobre esto con el viceintendente Carlos Vicente?

- En su momento podría haber asumido el rol de garante de la gobernabilidad desde el Concejo Deliberante, como presidente del cuerpo que es. No lo hizo, se concentró en su construcción política con Juez, y al rol institucional que le compete lo asumieron un conjunto de presidentes de bloque. Inclusive llegó a hacer desconocer un acuerdo legislativo para tratar un repudio a Juez cuando denunció por los medios de supuestas coimas que nunca se comprobaron por el tema del boleto. Allí perdió toda credibilidad para los concejales, que debieron buscar un mecanismo de consenso que les garantizara el respeto a los acuerdos. Yo había hablado con él para que se convierta en la persona que pudiera hablar con todos los bloques y garantizar la gobernabilidad. El dijo sí claro, pero hizo lo opuesto, adoptando una postura como si fuera él mismo concejal del Frente Cívico.

Comentá la nota