"Hemos escrito una página de oro en la historia de General Pueyrredon"

Carlos Arroyo prometió una ciudad "ordenada, limpia y segura". Admitió no tener aún decidido a su gabinete de gobierno. Y adelantó también que no permitirá ninguna "acción inmoral o procedimientos incorrectos" por parte de funcionarios.

El intendente electo del Partido de General Pueyrredon, Carlos Fernando Arroyo, llegó al búnker de Cambiemos anoche cerca de las 22.30. Rodeado de sus colaboradores más cercanos, de varios integrantes de esa alianza política y escoltado por su hijo Guillermo, dijo de entrada que su triunfo "demuestra que Mar del Plata no tiene dueños".

Ya en el escenario montado para la ocasión y entre cánticos y la euforia de sus seguidores, Arroyo agradeció a los fiscales y a todos los que trabajaron para que "esto fuera posible".

"Los únicos dueños aquí son la gente, el pueblo de la ciudad" -remarcó-, para considerar que "hemos escrito aquí una página de oro en la historia del partido de General Pueyrredon".

Según Arroyo el compromiso de su gestión y de todos los hombres que "me acompañan es trabajar por el pueblo de Mar del Plata, por los más humildes, para que las criaturas coman, para que nuestros ancianos sean respetados y (no) tratados como objetos de consumo".

El próximo intendente dijo que imagina "una ciudad ordenada, limpia y segura" por lo que estos tres conceptos básicos están dentro de su forma de "ver un proyecto de gobierno".

"Les puedo asegurar que vamos a rodearnos de los mejores en cada una de las distintas funciones", adelantó Arroyo y aseguró que ello sucederá "independientemente de las ideologías, de las religiones y de la condición social".

Tras resaltar que lo importante es el ser humano, el intendente electo sostuvo que la gente "ha votado una actitud con 'c', más que una aptitud con 'p'". En ese contexto recordó el principio del "Principito", de Antoine de Saint-Exupéry, que dice que "lo esencial es invisible a los ojos", lo que provocó un cerrado aplauso por parte de sus seguidores.

Arroyo manifestó luego que "este triunfo no es de una sola persona sino de innumerable cantidad de vecinos de Mar del Plata", muchos de ellos integrantes de "los diferentes partidos que integran este frente". Y reiteró que su único objetivo es "mejorar las condiciones de vida de los habitantes" del partido de General Pueyrredon.

De inmediato adelantó que "seguramente nos vamos a encontrar con algunas dificultades de tipo económico, ya que muchas veces es muy fácil hacer obras para que las paguen otros". Al respecto anticipó que "vamos a tratar de ajustar la administración de la mejor manera posible para no sobrecargar más los bolsillos de los contribuyentes".

En esa línea recordó que la idea que ha presidido "nuestro proyecto lejos de aumentar será la de bajar las tasas municipales, porque con menos presión impositiva lograremos que mayor cantidad de contribuyentes se acerquen a cumplir con sus obligaciones".

"No soy aficionado al trabajo de escritorio"

Carlos Arroyo prometió que va a trabajar permanentemente en los barrios: "Los que me conocen saben que no soy aficionado al trabajo de escritorio. Los servidores públicos tenemos que estar en la calle, con el vecino, viendo qué necesita. Y si es necesario embarrarme y correr los perros en los lugares más alejados de la ciudad. De esta manera vamos a actuar".

Posteriormente afirmó haber obtenido un gran triunfo "no sólo electoral, sino también humano. La ética presidirá nuestras acciones. No voy a permitir ninguna denuncia por inmoralidad o por procedimientos incorrectos". Y sobre el tema anticipó que "el primer servidor público que no dé una respuesta o no responda al requerimiento de un contribuyente, será sancionado".

Para Arroyo se tiene que terminar "la ciudad de los reyes feudales. Aquí el pueblo que sufre, que trabaja y que vota será el que manda".

Tras concluir con su discurso tras la victoria electoral, el intendente electo, Carlos Fernando Arroyo, respondió preguntas de los periodistas presentes en el búnker de Cambiemos. En ese marco dijo que en los próximos días le pedirá una reunión al actual intendente, Gustavo Pulti, a la que concurrirá junto al contador José Cano, para "ir analizando el estado de las cuentas y deudas de la Municipalidad, porque obviamente, cuando se produzca el traspaso, debemos continuar con la administración".

También evaluó que el resultado que lo lleva a ocupar el cargo de intendente municipal "es el resultado de muchos años de trabajo, porque siempre pensé que con constancia, dedicación y método se llega al resultado", manifestó.

Cuando se le preguntó sobre su futuro gabinete dijo que lo está estudiando y evaluando, y que por el momento no tiene nombres, excepto el del contador José Reinaldo Cano.

Coment� la nota