El Hemocentro agasajó en su día a los dadores voluntarios de sangre

El doctor Eduardo Paoletti hizo votos para que se incremente el número de personas que "a través de este acto de solidaridad.
Al cumplirse en la víspera el Día Internacional del Donante Voluntario de Sangre, el Hemocentro Mar del Plata de Mitre 3333, agasajó a sus más de 20 donantes consuetudinarios e hizo votos para que se incremente el número de personas que "a través de este acto de solidaridad, siga dando vida de manera desinteresada a quien la necesite", según lo expuso su titular, el doctor Eduardo Paoletti.

Paoletti comenzó por destacar "el valor que tiene la donación de sangre hecha voluntariamente. Pero esto no es sólo un acto de altruismo y solidaridad social, sino que tiene una implicancia técnica: quienes donan en forma voluntaria pertenecen a una categoría de persona con más sensibilidad social y mejor estilo de vida, que redunda en que nosotros cuando realizamos el estudio serológico debamos descartar menos sangre que lo que hacemos cuando no se dan estos atributos".

Seguidamente puntualizó que "hay una recomendación de la Organización Mundial de la Salud para que se empleen donantes voluntarios de sangre. Muy pocos países tienen la suerte como el nuestro de afirmar que cubren la cuota de donación de sangre con dadores voluntarios".

Paoletti destacó que "la persona que dona sangre está pensando que si todo el mundo lo hiciera, en caso de que algún día la necesite, va a tener suficiente para solucionar su problema y ésta va a ser de gran calidad y de menor riesgo".

Y ante una pregunta, enfatizó que "siempre necesitamos donantes espontáneos de sangre. Pero tiene que quedar la tranquilidad que esta sangre que se dona no es para una transfusión urgente. Ya disponemos de ese material".

Después explicó las tareas que se despliegan con la sangre donada, como son la separación de los glóbulos rojos, el plasma rico en plaquetas (necesario para las emergencias cuando se producen hemorragias). Incluso gran parte de esa sangre va a la Universidad Nacional de Córdoba, donde se utiliza para una serie de elementos como factor 8, gamaglobulina y albúmina.

"Por eso- subrayó- la donación de una persona está ayudando a otras cuatro o cinco".

Sobre los que no pueden donar sangre, enunció: menor de 18 años o mayor de 65; peso inferior a 50 kilos; los que padezcan enfermedades que puedan transmitirse por la sangre (hepatitis, Chagas), los que hacen uso de drogas y los que han tenido contacto sexual con personas con riesgo de tener sida.

Comentá la nota