El H.E.M.I. «Ana Goitía», una institución modelo de maternidades seguras basadas en la familia

Desde agosto de 2010, el Hospital Especializado Materno Infantil «Ana Goitía» de Avellaneda ha sido elegido por UNICEF como modelo para el proyecto de «Maternidades Seguras y Basadas en La Familia». En la foto la Dra. Griselda Paiva y el Dr. Ernesto Lambardi, Director Ejecutivo del Hospital «Ana Goitía».

Las autoridades del H.E.M.I. han recibido la noticia con alegría, confiadas en que tal designación es, por un lado, un reconocimiento a la labor que la Maternidad viene desarrollando en los últimos años y, al mismo tiempo, un grato desafío que la entidad perteneciente a la Región Sanitaria VI ha asumido con gran compromiso.

Desde siempre, el «Ana Goitía» se ha destacado como una institución referente en materia de salud Materno Infantil, centrando sus objetivos en la atención integral de las embarazadas y sus hijos; y brindando un servicio de calidad y calidez, avalado por un alto nivel científico y humano.

«Sin dudas, que UNICEF nos elija, representa un orgullo pero también una gran responsabilidad, porque todos los profesionales del hospital estamos asumiendo un compromiso», aseguró el Director Ejecutivo del Hospital «Ana Goitía», Dr. Ernesto Lambardi.

El directivo comentó que lo que se pretende en el hospital es que «el parto sea lo más natural posible. Y como se trata de un hecho familiar, no queremos que se vea a la maternidad como una institución tan hospitalaria, o con una atención tan hospitalizada. Sino más bien un ámbito familiar donde la mujer se sienta contenida.

Y una de las maneras para lograrlo, es estando con la familia. Por eso este programa se llama de maternidad segura, porque se brindan todas las garantías médicas de seguridad. Pero centrada en la familia, donde el eje principal sea la mujer embarazada y su entorno».

Por su parte, la doctora Griselda Paiva, médica neonatóloga de guardia del hospital, mencionó que «a lo que se aspira es a que el hospital reciba no sólo a la embarazada como individuo separado de su entorno familiar, sino que se incluya a la familia en el momento tan trascendente que es el nacimiento de un hijo».

«La idea es que el hospital sea un lugar que esté preparado para que un episodio tan importante en la vida de una mujer, como lo es el nacimiento de un hijo, sea seguro. Es decir, que toda la parte científica esté a un nivel suficiente como para disminuir la mortalidad infantil y la mortalidad materna. Pero, a su vez, también, hacer sentir a la embarazada como si estuviera dentro de su ámbito familiar, permitiéndole que ingrese a la sala de parto con un familiar, que ella elija. Puede ser su pareja, la madre, una amiga, la hermana. Alguien que a ella la haga sentir segura como para que pueda llevar a cabo su trabajo de parto de la mejor manera», agregó Paiva.

El H.E.M.I. «Ana Goitía» fue inaugurado oficialmente el 19 de noviembre de 1950. A lo largo de su historia, ha ido adecuando su infraestructura y adaptando sus prestaciones, en función a la creciente demanda de la población.

Nueva obra edilicia

En la actualidad, el hecho de ingresar a un programa tan importante como el de maternidad segura y centrada en la familia, exige nuevas adecuaciones, tanto en el aspecto funcional, como en el que tiene que ver con la capacitación de su personal.

En tal sentido, el Director Ejecutivo del establecimiento informó que próximamente se iniciará una obra edilicia de gran envergadura. «Se trata de una obra muy importante, con la que se va a modificar toda la estructura física del centro obstétrico, la parte quirúrgica del hospital y de neonatología. Esto es, justamente, para adaptar la cuestión física del hospital a esta nueva modalidad.

Porque además, nuestro hospital cumplió 60 años de vida, y fue creado por entonces bajo otra modalidad, donde se privilegiaba la parte asistencial, la parte médica. Donde una sala de partos se parecía más a un quirófano, porque estaba más al servicio del médico. Hoy se pretende valorizar más el sector humano. Porque está comprobado que la presencia de un familiar mejora la atención médica y la madre se siente más contenida, más tranquila, responde mejor. Y eso es positivo para todos», afirmó el Dr. Lambardi.

El Director especificó que este proyecto ya ha sido aprobado y la obra, que fue presupuestada en $ 1.800.000 y tiene un plazo estimado de ejecución de 210 días, será financiada por el Gobierno de la Provincia de Buenos Aires.

«En poco tiempo -calculamos que entre 30 y 60 días- ya va a comenzar la construcción. Con esta reforma se van a adecuar las salas de parto y pre-parto, y los quirófanos, bajo esta concepción de maternidad segura y centrada en la familia. También se modificará neonatología y la parte del lactario, ajustándose también a las nuevas tecnologías médicas», aseguró el profesional.

Institución modelo

«Siempre quisimos tener muchos pacientes», resaltó la doctora Paiva. «Aquí hay mucho trabajo con la comunidad. Hay -por ejemplo- un cine-debate que se realiza todos los meses. Precisamente, para abrir la maternidad hacia ese cambio de mentalidad que tenemos desde ahora todos los médicos. Con la idea de responder a las necesidades del entorno y tener una función más social. Trabajamos mucho con la gente de la zona y viene mucha gente de otros lugares», agregó la neonatóloga.

La médica destacó que la maternidad también será centro de derivación de cirugía neonatal. «Aunque ya desde hace varios años, el hospital recibe bebés recién nacidos para intervenirlos quirúrgicamente, y los que nacen acá, se operan acá, siempre y cuando la complejidad del ámbito quirúrgico sea acorde a lo que tenemos ahora», reconoció orgullosa, al tiempo que añadió: «Por eso, dentro de las reestructuraciones que mencionó el Dr. Lambardi, también va a estar la del quirófano neonatal y una reforma como para acompañar el crecimiento y el avance de la cirugía en recién nacidos».

Los entrevistados aseguraron que en el «Ana Goitía» siempre «se prioriza el parto natural» y lo que se destaca es el «trabajo en equipo» del neonatólogo junto con el obstetra. «De esa manera, dijeron, «se llega a la finalización del parto de la forma más segura para la mamá y para el bebé».

Además de convertirse en una institución modelo de «maternidades seguras y basadas en la familia», el Dr. Lambardi contó que el H.E.M.I. «Ana Goitía» «también fue evaluado por las autoridades la Región Sanitaria VI, que nuclea a todos los hospitales de esta zona, y ha sido designado como uno de los tres hospitales de Avellaneda -junto con el Fiorito y el Presidente Perón- que recibirá a los chicos cuyo peso sea menor de 1500 gramos. Eso representa una mayor responsabilidad y un mayor esfuerzo de todos los profesionales».

Por último, el Director Ejecutivo dio un mensaje de tranquilidad para todas las embarazadas que pronto serán mamás. «Dado que la maternidad estará cerrada durante mucho tiempo (7 meses como mínimo), el personal va a ser trasladado para no dejar sin atención a las pacientes del hospital. Porque todas las pacientes que se vienen atendiendo acá en el hospital, necesitan seguir siendo atendidas. Y como los hospitales de Avellaneda no pueden contener esta demanda, decidimos que nuestros profesionales de guardia y de internación -que no van a poder atender a nuestras pacientes aquí- vayan al hospital Presidente Perón, que tiene el espacio físico adecuado. De esta manera, podrán seguir atendiéndose -en forma transitoria- con sus médicos del «Ana Goitía» y podrán tener su parto sin inconvenientes», concluyó el Dr. Lambardi.