El Heller se quedaría sin mantenimiento

Seriá a partir del martes por la falta de pago a la empresa que brinda el servicio.

Así lo hizo saber el director del hospital, Osvaldo Neder, quien manifestó su preocupación por las complicaciones que se avecinan.

Neuquén > El hospital Heller quedariá sin mantenimiento a partir del próximo martes debido a la imposibilidad de continuar afrontando el pago a la empresa prestadora del servicio.

La firma funciona desde hace cuatro meses sin recibir órdenes de compra y con una acreencia que arrastra desde el mismo período.

Así lo hizo saber el director de ese centro de salud, Osvaldo Neder, quien manifestó su preocupación por las complicaciones que se avecinan, teniendo en cuenta la cantidad de trabajos que la empresa efectuaba dentro de la institución.

Ésta es la encargada de supervisar el normal funcionamiento de la red de agua, gas y electricidad, además de la estructura general del edificio que abarca una superficie total de 16 mil metros cuadrados. "Esto significa que en caso de un corte de energía corre peligro la iniciación del grupo electrógeno como para poder seguir trabajando en los sectores más críticos", precisó.

Sin recursos

El Heller, a diferencia del Castro Rendón y del Bouquet Roldán, no posee recursos (materiales o humanos) que le permitan llevar adelante este servicio por sus propios medios. Por esta razón, la institución debe tercerizar las tareas de mantenimiento. Desde julio de este año las mismas se encontraban en manos de una pequeña firma, "que ha cumplido con creces las expectativas no sólo en cuanto a servicio sino también por el personal a cargo".

Sin embargo, ante la falta de presupuesto "las autoridades de Salud decidieron prescindir de este servicio y proponer como solución que los otros dos hospitales de esta ciudad se hagan cargo del mantenimiento, cuando es sabido que no van a poder, habida cuenta de las limitaciones con las cuales ya de por sí se trabaja en éstos", señaló Neder.

El directivo explicó que la empresa también supervisaba cualquier pérdida de gas o inconvenientes en el sistema cloacal, el cual suele verse afectado por la presencia de apósitos, jeringas y demás elementos de uso hospitalario en las cañerías, comentó.

Neder explicó que desde hacía varios meses se venía gestionando una solución a este problema. "Lamentablemente no pudimos hacerles entender la importancia que tiene el servicio para nosotros. Aceptamos que desde Gobierno están achicando costos y que no somos los únicos que lo estamos sufriendo. Pero se nos hace imposible hacernos cargo de esta actividad por lo que decidimos hacerlo público para que la comunidad tome conocimiento de esta situación cuanto antes".

Dijo que aparentemente estaría contemplado el llamado a una licitación del servicio para el año próximo. "Si bien todavía no hay nada confirmado, hoy no sabemos cómo vamos a llegar de acá a diciembre sin esta prestación"

Comentá la nota